Renfe dice que conectará el ERTMS en los Alvia antes de que finalice el año

stop

El sistema de seguridad estaba desconectado en el tren por un problema “que no se solucionó”

Julio Gómez-Pomar, presidente de Renfe | E.P.

31 de julio de 2013 (19:51 CET)

El sistema europeo de seguridad, el ERTMS, estaba desconectado en el tramo Ourense-Santiago el día que el Alvia descarriló al llegar a la curva de A Grandeira, en Santiago. El tren tiene instalado este sistema, que fabricó Bombardier, pero, según el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, se detectó un problema de transición de este sistema al ASFA, con el que operaba el convoy siniestrado, en el recorrido Ourense-Santiago “que no se pudo solucionar”.

"El protocolo en este caso es poner este problema en conocimiento del fabricante del sistema (Bombardier), pedir una estimación de tiempo de reparación y comunicarlo a Adif. Entonces, Adif da instrucciones de desconectar el sistema ERTMS y de circular con el ASFA sin rebasar una velocidad de 200 kilómetros por hora", explicó Gómez-Pomar a la Cadena Ser.

El presidente de Renfe añadió que el problema puede estar solucionado y el ERTMS de estos trenes conectado "muy posiblemente antes del año que viene".

Problemas de compatibilidad

El problema al que se refiere Gómez-Pomar, según han transmitido estos días desde Adif y Renfe, es la compatibilidad entre la tecnología de la vía y la del tren, ya que en otros tramos del trazado Madrid-Galicia, el Alvia emplea el ERTMS.

Este sistema de seguridad, el más avanzado, tampoco está instalado en las proximidades de Santiago, por lo que el conductor del Alvia tampoco podría haber operado con el sistema europeo en el lugar del siniestro. Adif afirmó hace unos días que, de emplear el ERTMS, el accidente se habría evitado, ya que frena automáticamente el exceso de velocidad del convoy, adaptándolo a cada tramo. En el caso del ASFA, solo lo hace si sobrepasa los 200 km/h.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad