Renfe afronta pagos inmediatos de 21.000 euros por afectado

stop

Los pasajeros tienen derecho a recibir un anticipo de la indemnización en un plazo de 15 días

27 de julio de 2013 (03:41 CET)

Los familiares de las víctimas y los heridos del Alvia accidentado en Santiago tienen derecho a recibir una indemnización de hasta 21.000 euros en un plazo máximo de 15 días. El reloj comienza a correr desde el momento en el que fueron identificados como pasajeros del tren y, por lo tanto, con derecho a indemnización por el siniestro.

Los viajeros cuentan con un seguro obligatorio, que se adquiere con la compra del billete y que, en caso de que muera o resulte herido, obliga a la empresa ferroviaria, en este caso Renfe, a abonar “sin demora y en cualquier caso a más tardar 15 días después de que se haya identificado a la persona con derecho a indemnización, los anticipos necesarios para atender a las necesidades económicas inmediatas, de forma proporcional a los daños sufridos", según especifica el Reglamento Europeo. La cifra máxima son 21.000 euros.

Allianz, al frente

Cobrar esta cantidad “no constituirá reconocimiento de responsabilidad y podrá deducirse de cualquier suma que se abone posteriormente”. Tampoco es incompatible con otros cobros procedentes de seguros de la compañía o del propio pasajero.

Renfe tiene contratado su seguro obligatorio con Allianz, que, en función de las limitaciones que haya establecido en su contrato con la operadora, será la encargada de correr con los gastos. Este seguro debe indemnizar a los viajeros “que sufran daños corporales en accidente que tenga lugar con ocasión de desplazamientos del transporte ferroviario que Renfe realiza”.

Allianz Seguros ha puesto en marcha un dispositivo especial para atender a los afectados. Para iniciar los trámites derivados de la cobertura, los afectados deben dirigirse a cualquier sucursal de la compañía, a una oficina de Renfe o contactar con el Centro de Atención Telefónica de la aseguradora en el 902.300.186.

Mala entrada de QBE

La compañía australiana QBE, con sucursales en 49 países, se adjudicó el seguro de responsabilidad civil patrimonial de la operadora a finales del año pasado. Esta póliza cubre los daños causados a los viajeros, sus equipajes, el correo y la carga transportada, así como a las infraestructuras ferroviarias, los trenes y terceros.

Para las indemnizaciones del seguro de responsabilidad civil debe primero determinarse la causa del accidente y la culpabilidad de las personas que intervinieron. Renfe puede ser responsable, o bien, responsable civil subsidiario en el caso de que se culpe al conductor.

Es en este punto donde entraría QBE a sufragar las indemnizaciones. El proceso puede alargarse mucho tiempo ya que, además de determinar la responsabilidad del accidente, es posible que haya que estudiar las secuelas que ha dejado en el afectado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad