Un supermercado de Londres con grave escasez de productos por el pánico al coronavirus

Reino Unido aborda con los supermercados la escasez en los estantes

Ciertas áreas del país británico ya sufren desabastecimiento de conservas, papel higiénico, macarrones y paracetamol

El coronavirus está desencadenando en el Reino Unido no solo una emergencia sanitaria, sino también un preocupante fenómeno socio-económico: el desabastecimiento en los supermercados. Después de que representantes del gobierno de Boris Johnson aseguraran a la BBC el jueves que Londres estaba coordinado con minoristas y supermercados para evitar la escasez de productos, las patronales y los empresarios del sector han salido a desmentirlo.

Ante la oleada de críticas en las redes sociales, y en virtud de que ciertas áreas del país han registrado desabastecimientos o sobreprecios en productos como conservas, papel higiénico, macarrones y paracetamol, el Ejecutivo británico ha convocado, ahora sí, una reunión de urgencia con las patronales del sector para tomar medidas que eviten estas situaciones. También se busca cómo entregar alimentos a los enfermos en situación de aislamiento.

El Gobierno ha celebrado una vídeoconferencia para evaluar el suministro de alimentos en el contexto de la emergencia sanitaria. El secretario de Medio Ambiente, George Eustice, ha tomado las riendas del asunto, toda vez que el secretario de Salud, Matt Hancock, fue el que aparentemente mintió sobre mantener conversaciones con el sector tras las compras de pánico registradas en algunas áreas del país.

"El departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales está ahora en contacto e intenta que parezca que están activamente comprometidos con la industria y los consejeros delegados", ha afirmado una fuente del sector, en declaraciones recogidas por el periodista de la BBC Simon Jack.

Tras la reunión de esta tarde, trascendió que el Gobierno de Johnson le ha pedido a los supermercados incrementar la disponibilidad para realizar entregas a domicilio para ayudar a las personas aisladas, puesto que las autoridades han recomendado a los ciudadanos que hayan viajado a y regresado de países infectados quedarse en casa y evitar el contacto con otras personas. Los empresarios se han comprometido a aumentar su capacidad en un 20%, pero han avisado que difícilmente podrán hacer más.

Reino Unido ya se ha preparado para entrar en la siguiente fase de su agresivo plan de acción contra el coronavirus, y este viernes ha deslizado que es inminente que más personas deban permanecer en aislamiento, lo que presumiblemente disparará las compras por pánico, tal y como ocurrió el jueves. Paralelamente, los supermercados han informado de que los empleados están trabajando horas extra para poder dar abasto a la creciente demanda de productos esenciales.

Se dispara la compra a domicilio

Otro fenómeno que se está registrando en Reino Unido, informa The Telegraph, es una súbita demanda por las compras de supermercado a domicilio. Las tiendas están recomendando a los clientes realizar sus reservas a primera hora, puesto que ha aumentado el número de personas que optan por este servicio desde que inició el brote de coronavirus en el país, y se prevé que siga incrementando a buen ritmo en los próximos días.

Algunos clientes incluso han lamentado tener que esperar días para reservar un espacio para la compra a domicilio, un fenómeno aparentemente vinculado a la cantidad de ciudadanos que toma la decisión de aislarse para evitar el contagio. La cadena Waitrose ha cifrado en un 17% el aumento de la demanda de entregas a domicilio desde enero y el minorista online Ocado ha experimentado "una demanda exponencialmente alta".

Un artículo de Alessandro Solís

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad