Rebelión de los grandes accionistas de Pescanova contra la banca

stop

Lanzan una propuesta para mantener el 20% del capital en la nueva compañía, frente al 5% que pretenden las entidades financieras

Imagen de Carolina Masaveu al lado de la planta de Pescanova en Chapela | EFE

en A Coruña, 29 de mayo de 2015 (14:40 CET)

Tensión en la junta de accionistas de Pescanova. Los grandes accionistas de la pesquera, algunos históricos y otros de nuevo cuño, como Carolina Masaveu, han lanzado una contrapropuesta a la banca para poder mantener el 20% del capital de Nueva Pescanova. 

La propuesta presentada por el llamado G7, las principales entidades acreedoras, les otorgaba un 5% del capital inicial, con derecho a suscripción preferente hasta otro 15%. Es decir, para alcanzar el 20% tendrían que poner más dinero.

Estabilidad para el futuro

La respuesta del consejo de administración, que no llegó durante toda la semana, salió a la luz este viernes. Entienden que, dado que los acreedores (que mantendrán el control con un 80 por ciento de capital) "no tienen vocación de permanencia" en Nueva Pescanova, se solicita que Pescanova conserve "a largo plazo" el derecho de adquisición preferente de cualquier participación que los bancos vendan a terceros.

"El consejo de Pescanova, en busca de la necesaria estabilidad accionarial del grupo, tiene intención de mantener y atraer progresivamente a Pescanova a accionistas estables, algunos cercanos al territorio, y de dar liquidez mediante ampliaciones de capital", reza también la propuesta de acuerdo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad