Raúl López: las peores horas del opaco rey del transporte

stop

'OPERACIÓN CONDOR'

Raúl Lopez, presidente de Monbus, detenido

A Coruña, 20 de marzo de 2015 (00:00 CET)

Es más un conglomerado que un grupo empresarial al uso. Detrás de Monbus, cuyo presidente, Raúl López, ha sido detenido por supuestos delitos relacionados con el blanqueo de capitales, falsedad documental y delito contable, se parapeta un holding que ha llegado al liderazgo del sector del transporte en Galicia siempre con buenos aliados, y apuntalando su crecimiento a través de una treintena de empresas locales, que mantienen su actividad de forma aparentemente separada y comparten, en muchos casos, marca. Sin embargo, cierta opacidad envuelve las formas del grupo.

Monbus ha sido hasta ahora uno de los referente de una clase empresarial emergente, y su presidente, Raúl López, un abanderado de los deportes. En los últimos años, mientras asumía la presidencia del Obradoiro, de la ACB (también lo fue del Breogán en dos etapas), el grupo ha ido creciendo, sustentando su negocio sobre un ramillete de sociedades de transporte que llevan al grupo a superar con creces los 100 millones en ingresos al año. Todo ello, sin contar con las dedicadas a las subcontratas de servicios.

Dimensiones del grupo

Detrás de Monbus está Transmonbus, una sociedad sin apenas empleados que opera como un holding, financia también al grupo de empresas y, en gran parte de los casos, ofrece a las filiales cobertura financiera por las oscilaciones en el precio del combustible. Transmonbus cuenta con unos fondos propios (capital más reservas) de 37 millones, pero con un patrimonio y un pasivo (en gran parte, deuda bancaria) de 83 millones.

El grupo lo conforman firmas como Empresa Monforte SA (ventas de 28,1 millones en 2012, con un beneficio de 3,5 millones), Castromil (ingresos de 18,4 millones y ganancias de 1,3), Transportes La Unión (14,5 millones de facturación y beneficio de 2,3 millones) y, entre otras, Autobuses Urbanos de Lugo, con 6,3 millones en ventas y una ganancia de 100.000 euros. Gómez Castro, también del grupo, ingresa 5 millones al año y gana 500.000 euros, mientras que Aguas de Incio factura 3,6 millones y declara un beneficio de un millón. Autos Arcade, Empresa Villalón, Rías Altas SA y Hemisferios SL también conforman el grupo.

Socios ilustres

Del Grupo Autocares Monbus también cuelgan otras participaciones, entre las que se encuentra Movebus, La Hispano Igualadina y Auto Industrial. Trasmonbus está controlada en algo más de un 66% por el propio Raúl López, y tiene como socio, con un 33% del capital, a la Corporación Industrial de Abanca, participación heredada por la entidad financiera de la ya extinta Caixanova. La caja viguesa entró en el accionariado de Monbus en 2003, un año después de la adquisición por parte de Raúl López de la emblemática Castromil. Ese 33% está repartido entre la corporación (un 24,8%) y la todavía activa Caixanova Invest, con un 9%.

Pero Monbus ha tenido en estos años otros compañeros de viaje, también ilustres. Se trata de Xesgalicia, la gestora de capital riesgo de la Consellería de Economía y el Igape. José Ramón Valladares Vaquero, uno de los responsables de participadas de Xesgalicia, fue hasta el 2012 consejero de Tansmonbus. La salida del capital público del accionariado del grupo de transportes supuso una de las mejores operaciones de Sodiga en dicho año.

De hecho, según las cuentas de la sociedad de capital riesgo, que llegó a tener más de un 10% del grupo, en diciembre de 2013 se produjo la transmisión de la participación, por importe de 7,3 millones de euros, quedando pendiente de cobro al 31 de diciembre de 2013 un importe total de 5,9 millones. Tal y como establecía la escritura de compraventa, Sodiga recibió pagarés por la totalidad del importe pendiente, con vencimientos en enero de 2014, 2015, 2016 y 2017.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad