Rato contrató a Mossack Fonseca para ocultar su patrimonio en el exterior

stop

El despacho panameño se encargó de liquidar dos sociedades offshore, en las que escondió su fortuna durante dos décadas

Rodrigo Rato, de camino al juzgado

Madrid, 18 de abril de 2016 (08:50 CET)

Finsbury Trust & Corporate, el bufete de abogados de Gibraltar que gestionaba las sociedades del exvicepresidente del Gobierno, ex gerente del FMI y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, contrató en 2013 al despacho panameño Mossack Fonseca para para liquidar Westcastle Corporation y Red Rose Financial Enterprises, sociedades offshore que utilizó durante más de dos décadas  para esconder su fortuna, y así ocultar el rastro del patrimonio que ocultaba en el exterior.

Rato inició el trámite para disolver estas sociedades después de vaciarlas de los 3,67 millones que escondía en ellas, según los documentos publicados por El Confidencial.

Transferencias

Un informe de Hacienda incorporado al sumario del caso precisa que el exvicepresidente sacó el dinero entre el 10 de junio de 2012 y el 11 de febrero de 2014 mediante transferencias a sus propias cuentas y a Vivaway Limited, otra empresa instrumental con sede en Reino Unido que también estaba bajo el control de su despacho gibraltareño.

Tras mover los fondos, el expresidente de Bankia liquidó las sociedades para dificultar que fueran localizadas. Sin embargo, la artimaña no surtió efecto. 

Investigación sobre el dinero escondido

El Juzgado número 31 de Plaza Castilla, que instruye el procedimiento contra Rato por blanqueo de capitales, corrupción entre particulares, delito contra la Hacienda Pública y administración desleal, investiga en estos momentos a Westcastle Corporation y Red Rose Financial Enterprises así como el origen del dinero que escondieron. 

Los documentos revelan que el 15 de marzo de 2013, Finsbury Trust & Corporate Services Limited pidió al despacho panameño que hiciera una búsqueda sobre Red Rose Financial Enterprises para tratar de localizar a los testaferros que figuraban como directores de la compañía. Sus firmas eran necesarias para disolver la sociedad definitivamente. 

Testaferros

Mossack Fonseca contestó seis días después tras identificar a Raquel González, Evelyn Moreno y René Córdoba como supuestos responsables de la empresa. La sociedad había sido abierta por otro despacho de la capital panameña, Bufete Berrocal, y tenía un capital de 10.000 dólares repartido entre 100 acciones de 100 dólares cada una.

Según los documentos, Red Rose Financial Enterprises comenzó a funcionar en noviembre de 2005, cuando Rato era director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Finalmente, el 12 de julio de 2013, cuatro meses después de que Finsbury Trust & Corporate Services Limited iniciara las gestiones, la sociedad fue oficialmente disuelta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad