R duplicó en beneficios a Euskaltel el año de la venta 

stop

La operadora de cable elevó su cifra de negocio hasta los 237 millones e impactó sobre los resultados de la compañía vasca, que ganó 43 millones menos por los gastos derivados de la compra y de su salida a bolsa 

Rubén Rodríguez

El presidente Alberto García Erauzkin, a la izquierda de la imagen, con el director general Fernando Ojeda, en la salida a bolsa de Euskaltel
El presidente Alberto García Erauzkin, a la izquierda de la imagen, con el director general Fernando Ojeda, en la salida a bolsa de Euskaltel

en A Coruña, 07 de marzo de 2016 (00:56 CET)

El agitado año en el que pasó a manos de Euskaltel, la operadora gallega R logró crecer hasta alcanzar los 239,4 millones de facturación, cifra ligeramente superior a los 237 millones de 2014. Lleva dos años la empresa con un comportamiento prácticamente plano en su cifra de negocio, pero muy provechosos en lo tocante a ganancias.

Si en 2014 duplicó sus beneficios cerrando ejercicio con un resultado de 17,4 millones, en el curso cerrado el 31 de diciembre R se anotó ganancias de 14,4 millones. Así consta en la cuenta de resultados y memoria de ejercicio de su dueño, Euskaltel, que el año pasado tiró la casa por la ventana, decidido a reestructurar deuda, debutar en el parqué y comprar a un operador de similar tamaño.

30 millones menos de beneficios

En los fríos números, la inversión se paga. La compañía vasca ha visto como sus beneficios caían un 80%, de los 36 millones de 2014 a los 6,7. Dicho de otra forma, el año que Euskaltel compró R, la operadora gallega obtuvo más del doble de beneficios que la vasca. Pero aportó poco al grupo, ya que la operción no se hizo efectiva hasta el 27 de noviembre de 2015.

En el periodo que restaba para la finalización de ejercicio, R reportó a Euskaltel una cifra de negocio de 20,9 millones y unos beneficios de 456.000 euros. No dan para cubrir siquiera los gastos extra de 5,4 millones relacionados con la compra, dejando al margen los 1.190 millones de toda la operación, incluído el traspaso de la deuda de R a la compañía vasca.

Euskaltel matiza que sin los gastos derivados de su salida a bolsa, la cancelación de financiación y la compra de R, los beneficios habrían ascendido a 49,1 millones. La cablera consiguió, pese a todo, elevar su cifra de negocio por primera vez desde 2012, alcanzando los 322 millones. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad