R cae en manos de Euskaltel

stop

La compañía vasca hace público un principio de acuerdo para integrar a la operadora gallega, controlada por el fondo CVC y participada de Abanca; el documento valora a R, que mantendrá equipo y estructura en Galicia, en 1.155 millones

Arturo Dopico, ex consejero delegado de R, y  Alberto García Erauzkin, presidente de Euskaltel

en A Coruña, 23 de julio de 2015 (22:43 CET)

El prolongado proyecto de crear un gran grupo de telecomunicaciones del norte toma forma. Euskaltel ha remitido a la CNMV --salió en junio a bolsa-- un principio de acuerdo para la integración de la operadora gallega R, su rival. Al margen de estos dos actores, en la franja cantábrica estaría Telecable, pero tras la operación quedaría en una posición casi marginal en comparación con el tamaño de los otros dos, que ya tantearon la compra de la empresa asturiana.

Los consejos de administración de R y Euskaltel han aprobado la due dilligence que prevé el mantenimiento de ambas marcas en sus mercados, Galicia y el País Vasco. La entidad resultante tendría una red aproximada de 725.000 kilómetros, sirviendo a más de 715.000 clientes residenciales y empresas, tendría unos ingresos de pro forma de 570 millones y un ebitda de 265 millones. Un gigante de las telecomunicaciones en el norte peninsular.

El acuerdo valora a la operadora gallega en 1.155 millones, resultado de multiplicar por 10.9 el ebitda previsto para 2015 en una valoración similar a la que utilizó Eukaltel en su salida a bolsa. La operación está pendiente de ser ratificada por las juntas de accionistas de las dos empresas y del visto bueno de Competencia.

Estructura intacta en Galicia

Los actuales accionistas de R Cable --el fondo con sede en Luxemburgo CVC con un 70% del capital; y Abanca, con el restante 30%-- pasarán a formar parte del accionariado de Euskaltel, y han acordado adherirse a los compromisos de permanencia adquiridos por Kutxabank --mantener a lo largo de un año las acciones--, que mantendrá una participación del 25% en la compañía. Euskaltel ofrece un pago "mixto", que consiste mayoritariamente en una remuneración en efectivo y el resto en acciones de nueva emisión de la compañía. A priori, la participación de la entidad financiera quedará muy diluida.

Las dos compañías se comprometen a "mantener el carácter local, que se verá traducido en la continuidad de las respectivas marcas, estructuras locales y los equipos de gestión, al considerarlos como elementos clave del éxito durante los últimos años", dice el documento.

Tormentosa historia

Esa es la mejor noticia para Galicia. La compañía de cable que nació en suelo gallego contó entre sus accionistas con Caixanova y con Inversiones Gallegas de Cable, que integraba nombres tan ilustres como Hijos de Rivera, Grupo Tojeiro, Jealsa o Ceferino Nogueira. Banco Pastor llegó a controlar un 10% y Unión Fenosa un 35%, que fue comprado por Caixanova cuando Gas Natural desembarcó en la energética gallega.

La entrada de CVC, que se hizo con un 70% a fuerza de comprar acciones de minoritarios y de la extinta caja del sur, se produjo bajo la misma premisa, con el fondo de inversión con sede en Luxemburgo garantizando la 'galleguidad' de la firma y la permanencia de la cúpula directiva.

Sinergias

Lo que se está construyendo ahora es el grupo de cable hegemónico del norte peninsular. R y Euskaltel suman en conjunto una facturación de 555 millones y una cartera de más de 700.000 clientes. Los presidentes de las dos operadoras, Alberto García Erauzkin y Honorato López Isla, han mostrado su satisfacción por el principio de acuerdo y han destacado la trascendencia estratégica de la operación en el sector de las telecomunicaciones:

"La operación tiene un importante sentido estratégico como un paso fundamental a la consolidación de los operadores de cable del norte de España, hecho que dota de mayor fortaleza, eficacia, sinergias compartidas y capacidad de crecimiento a la compañía. De este modo, esta compañía aumentará su tamaño y relevancia en el mercado, a la vez que mantendrá su fortaleza local en las regiones en las que goza de un profundo arraigo, Euskadi y Galicia"

El texto, de hecho, destaca las similitudes de R y Euskaltel, que "comparten múltiples similitudes y afinidades a nivel cultural y de estrategia de negocio que garantizan una exitosa ejecución de un plan de negocio conjunto a futuro". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad