Quirón, HM, Vithas y Povisa controlan el 65% de las camas de la sanidad privada gallega

stop

Galicia se suma al proceso de concentración en toda España, con grandes grupos con mayor capacidad de negociación con las aseguradoras privadas liderando el sector

Hospitales Quirón y Modelo en A Coruña

en A Coruña, 22 de febrero de 2016 (00:33 CET)

Los jefes de la sanidad privada en España empiezan a serlo también en Galicia, donde los grandes grupos estatales controlan en torno al 40% de las camas. Quirón Salud, HM Hospitales y Vithas suman entre los tres 666 de las 1.872 que están registradas en los centros de Ahosgal, la asociación que integra a los hospitales privados médico quirúrgicos acreditados por el Sergas en Galicia.

El conglomerado madrileño que aterrizó en la comunidad con la compra de los centros coruñeses Modelo y Maternidad Belén, HM, tiene además una opción de compra sobre el Hospital Policlínico La Rosaleda, que suma 132 camas en sus dos centros de Santiago. Pero basta con añadir a los tres grandes grupos la potencia de Povisa, el hospital del también propietario de la naviera Elcano, José Silveira Cañizares, para detectar a los cuatro principales actores del sector, con el control del 65% de las camas de la sanidad privada gallega.

Crecer para lidiar con las aseguradoras

Povisa es el más voluminoso con 573 plazas, pero funciona de manera distinta al tener asignada la atención a una parte de la población a través del concierto especial con el Sergas (por un máximo de 75 millones al año). Para el resto, los principales ingresos proceden de las aseguradoras privadas. En la provincia de A Coruña, por ejemplo, la facturación a las aseguradoras suponen 58,5 millones de los 100 que facturan los siete grandes centros privados, mientras que la aportación del Sergas es de 28,7 millones. Está proporción explica en buena medida el proceso de absorciones que atravesó el mercado para configurar operadores de gran tamaño.

Las compañías aseguradoras están también altamente concentradas, con las cinco mayores copando el 65% del mercado. "Cuando el hospital se sienta con las asguradoras, ellas tienen mayor capacidad de negociación. Esto sólo se supera concentrándose. Se quiere obtener igualdad de negociación y economía de escala, ser más eficientes y comprar mejor. Tenemos hospitales pequeños que funcionan muy bien, lo que indica que no tiene que ser mejor o peor ser grande o pequeño, pero ganar tamaño es una mejor forma de defenderse en mercados agresivos", explica Marta Taboada, directora gerente de Ahosgal.



Los grandes grupos salen de compras por Galicia


Esta tendencia del sector se ha traducido en diversas operaciones en Galicia. HM Hospitales adquirió el Modelo y Maternidad Belén por más de 50 millones. El grupo de origen madrileño cuenta una decena de hospitales repartidos entre Madrid, Galicia y Toledo y siete policlínicos, ingresó en 2014 más de 246 millones, con un Ebitda de 44,5 millones, según recogió en su memoria anual.

Quirón, consolidado en A Coruña, se quedó a finales del año pasado con el Grupo de Hospitales Miguel Domínguez de Pontevedra, que pertenecía a los hermanos Domínguez Val. En otras palabras, Quirón duplicó su tamaño en Galicia, sumando 208 camas a las 102 que tenía en A Coruña. Se trata de un grupo gigantesco, con 84 centros asistenciales en toda España, 40 hospitales y unos 26.000 trabajadores.

El grupo Vithas, por su parte, se hizo el año pasado con las siete clínicas de Fimega en Pontevedra. Es el heredero de la red de Adeslas, cuya integración le sirvió para tomar el control de la clínica viguesa Nuestra Señora de Fátima. Tiene 12 hospitales y una quincena de centros especializados para alcanzar una plantilla que ronda los 4.500 profesionales. Está controlado por la familia Gallardo, los dueños de Almirall, a través de la sociedad Goodgrower y tiene como accionista a Caixabank.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad