Emilio Lozoya, exdirector general de Pemex. E.P.

Quinta denuncia contra el exjefe de Pemex: fraude fiscal y blanqueo

La Unidad de Inteligencia Financiera inicia una quinta causa contra Lozoya y revela que realizó 700 viajes en helicóptero de su casa a la sede de Pemex

Nueva denuncia contra el que fuera director general de Pemex durante la compra del astillero vigués Hijos de J. Barreras. Emilio Lozoya, detenido en Málaga el pasado mes de febrero, está siendo investigado ahora por lavado de dinero, creación de empresas pantalla, fraude fiscal y cohecho.

Así lo ha revelado el máximo representante de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, que también ha subrayado que se han detectado algunos comportamientos que reflejaban la vida faraónica de Lozoya al frente de Pemex. Entre ellos, los 700 desplazamientos que realizó en helicóptero desde su domicilio hasta la sede de Pemex y que, a juicio de los investigadores, sep podrían haber ahorrado, ya que completar ese trayecto en coche tan solo le llevaría unos 45 minutos.

“Hemos encontrado actos de lavado de dinero, defraudación fiscal y generación de empresas fachadas, cohecho y recepción de sobornos”, indicó Nieto Castillo, que abre así la puerta a una quinta denuncia contra Lozoya, al que se le investiga por el Caso Odebrecht y supuestos sobornos a políticos, por las operaciones con Tochos Holding Limited y Latin America Asian Capital, por el escándalo con Altos Hornos México (AHMSA) y el trato con el empresario Alonso Ancira, así como por los vínculos con OHL.

Lozoya dispara contra todos

El movimiento se produce en un momento en el que Lozoya está apuntando a las altas esferas de la política mexicana. En una denuncia presentada recientemente ante la Fiscalía General de la República (FGR), el exdirectivo de Pemex aseguró que Odebrecht había financiado, presuntamente, la campaña de Enrique Peña Nieto a las presidenciales del año 2012 con un total de seis millones de euros.

El objetivo de Lozoya es reducir las condenas que le podrían caer por estos casos. Para ello ha denunciado que el gobierno de Peña Nieto sobornó a distintos miembros de la Cámara de Diputados y del Senado mexicano para aprobar sus reformas estructurales de los años 2013 y 2014 y que si él mismo medió con Luis Weyll (representante por aquel entonces de Odebrecht en México) fue por petición de Peña Nieto, que le había solicitado que realizase estas gestiones para obtener fondos con los que costear su campaña electoral.

Además, también apunta contra el expresidente Felipe Calderón y asegura que, durante su mandato, Pemex firmó un contrato con Braskem, empresa participada Odebrecht. La compañía habría impulsado una filial, Etileno XXI, para procesar etano y producir plástico. Según Lozoya, Pemex le vendía el etano a la compañía, pero “le hacían un descuento inexplicable de más de 25% sobre el precio de mercado, una posición súper desventajosa”, según indicó.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad