Luis Delso, expresidente de Isolux

Querella contra la antigua cúpula de Isolux por sobornos en Argentina

Anticorrupción acusa al expresidente, Luis Delso, y a otros directivos de promover el pago de 300.000 dólares para adjudicarse una central termoeléctrica

La Fiscalía Anticorrupción mueve ficha y pone en jaque a la antigua cúpula de Isolux Corsán. El ministerio público ha presentado una querella contra el expresidente, Luis Delso, el exvicepresidente José Gomis, y los que fueron consejero delegado y director financiero entre 2008 y 2015 por el presunto pago de sobornos a altos funcionarios en Argentina para la construcción de una central termoeléctrica en la ciudad de Río Turbio.



En una nota, el ministerio público explica que durante esos años la empresa habría abonado hasta 19 pagos por un importe total de 300.000 dólares (264.000 euros al cambio actual). Estas operaciones habrían sido efectuadas por empleados de la compañía en Argentina tras ser autorizadas por la matriz en España, que además transfirió periódicamente los fondos necesarios para ello.

Trama desde España

La Fiscalía aclara que la querella se dirige exclusivamente contra los responsables de Isolux en España entre 2008 y 2015 "y no contra los ciudadanos argentinos responsables de la sucursal", ya que estos se encuentran procesados y pendientes de juicio en el país sudamericano.



La justicia argentina ha llevado a cabo una investigación con el sobrenombre de cuadernos de la corrupción, según la cual durante los años 2003 a 2015 varios funcionarios habrían constituido una asociación ilícita dirigida por el que fuera presidente de la nación, Néstor Kirchner, ya fallecido, y su mujer y actual vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

Otras causas judiciales

El movimiento de Anticorrupción se produce exactamente un año después de que Delso y Gomis fuesen absueltos, en junio de 2019, de defraudar 1,37 y 2,37 millones de euros en 2012, respectivamente, al considerar que se vulneró su derecho a la presunción de inocencia.

[related:3]

Esta no es la única causa judicial abierta por esta empresa, que contaba con filiales gallegas como T-Solar o Infinita Renovables y que en 2017 solicitó el concurso de acreedores ante una deuda de 5.695,3 millones de euros y un agujero patrimonial de más de 3.830 millones. En Colombia, la empresa Bioenergy, filial de la estatal Ecopetrol y de Isolux Corsán, está imputada por presuntas irregularidades en la adjudicación de un contrato para construir una planta de etanol en el centro del país por más de 138 millones de dólares.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad