Sede central de Inditex en Arteixo / Inditex
stop

El comité de Pull&Bear en Narón convoca movilizaciones a partir del próximo lunes contra Inditex y su mutua, Fraternidad-Muprespa

en A Coruña, 02 de noviembre de 2018 (20:45 CET)

El comité de empresa del centro logístico Pull&Bear en Narón ha convocado movilizaciones contra lo que consideran una situación de “abuso” y “fraude” por parte de la mutua de Inditex, Fraternidad-Muprespa. La junta directiva de esta entidad está presidida por el exconsejero y ex vicepresidente de la multinacional, Carlos Espinosa de los Monteros.

Fraternidad-Muprespa acumula protestas en los últimos años de los trabajadores de Inditex, sobre todo en la plataforma logística de Zara en Arteixo. Ahora se suma la plantilla de Narón. En un comunicado hecho público este viernes, el comité de empresa convoca movilizaciones ante la mutua el próximo lunes, y una segunda concentración en el mismo escenario el 12 de noviembre.

“Inditex y Fraternidad crean enfermos”

Los trabajadores censuran el trato recibido por la mutua, a su juicio en connivencia con la multinacional de Amancio Ortega, en los casos de bajas laborales. Manifiestan que más de un centenar de trabajadores tienen lesiones músculo-esqueléticas a pesar de que la media de edad de la plantilla se sitúa en los 40 años. Pese a no ser un cuadro de personal envejecido, en los 15 años de actividad del centro en el polígono de Río do Pozo solamente unos 40 trabajadores se libran de este tipo de lesiones.

El trato de la mutua, según indican, consiste en derivar a los trabajadores al sistema público de salud y presionar para que se reincorporen de la baja. “Somos mozos de almacén, nos pasamos el día cargando pesos, pero claro, las lesiones músculo-esqueléticas las traemos de casa… Esto provoca sobrecargar al sistema público de salud, ya que este asume gastos que no le corresponden. No contento con esto, Inditex utiliza a la mutua para presionarnos, nos tratan como delincuentes, nos presionan para volver al trabajo”, expresa el comunicado del comité de empresa.

Los trabajadores acusan a Fraternidad y a la compañía de “generar enfermos” y reprochan a la multinacional el elevado ritmo de trabajo. “El sistema de rotación de tareas actual no es suficiente para parar este problema. La falta de personal obliga a ritmos elevados. La empresa se niega a contratar, no le importa seguir generando enfermos”, aseveran.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad