La Autoridad Portuaria publica en el BOE el trámite de competencia para la terminal de Repsol en Langosteira

stop

El proceso para el traslado de la petrolera avanza al ritmo previsto, con el fin de que la compañía esté operando antes del 14 de abril de 2018

Redacción

Acto de firma del acuerdo entre la Autoridad Portuaria y la refinería, en la que estuvo presente la ministra de Fomento y el presidente de Repsol
Acto de firma del acuerdo entre la Autoridad Portuaria y la refinería, en la que estuvo presente la ministra de Fomento y el presidente de Repsol

25 de junio de 2014 (11:47 CET)

La Autoridad Portuaria de A Coruña publica este lunes en el Boletín Oficial del Estado el trámite administrativo de competencia de proyectos que da luz verde a la solicitud de una concesión a Repsol para la construcción y explotación en el Puerto Exterior de una terminal de graneles líquidos para la descarga de crudo, destinada a uso particular, y su pantalán de servicio de uso en exclusiva, así como el tramo de poliducto que discurrirá por dominio público portuario, para su conexión a la Refinería.

La publicación de este trámite administrativo tras la presentación formal de la solicitud viene a confirmar una vez más el cumplimiento de los plazos marcados para este proceso, con el fin de que la compañía empiece a operar en el Puerto Exterior antes del 14 de abril de 2018, con una concesión de 35 años prorrogables. En esta primera fase se trasladará el 60% de la actividad portuaria de Repsol, que comprende los tráficos de crudo, coque y azufre, para lo que invertirá un total de 124,6 millones de euros. Se trata de una cantidad muy relevante, que pone de manifiesto la apuesta de la compañía por su permanencia en A Coruña a largo plazo.

Terminal de graneles líquidos

Las infraestructuras comprendidas en este proyecto abarcan la construcción de una terminal de graneles líquidos destinada a uso exclusivo, que ocupará 30.000 metros cuadrados en una primera fase, si bien se recoge en el acuerdo una posible ampliación futura de 285.000 metros cuadrados adicionales. También se construirá un pantalán de uso privativo, que supone una ocupación de lámina de agua de 20.000 metros cuadrados. Además, está prevista la ejecución de un rack de tuberías que conectará el pantalán con la terminal y un poliducto de conexión entre la terminal y la Refinería que quedará preparado para habilitar en un futuro no sólo las conducciones de petróleo crudo, sino también el resto de productos que en la actualidad está operando Repsol desde el puerto interior. Por último, se deberán efectuar obras de adaptación en la Refinería, al objeto de adecuarlas a la nueva conexión con el Puerto Exterior.

El traslado de las descargas de petróleo a Punta Langosteira supone una mejora para el Puerto, además de propiciar la futura integración en la trama urbana de los terrenos que se liberarán con el traslado de Repsol y del resto de los operadores que se van sumando a las solicitudes de concesión para su implantación en el Puerto Exterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad