El nuevo poliducto que construirá Repsol estará preparado para el traslado futuro de toda su actividad a Punta Langosteira

stop

El presidente de la Autoridad Portuaria destaca que esta planificación pone de manifiesto el compromiso de la compañía en completar su implantación en el Puerto Exterior

Enrique Losada (izquierda), presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña

20 de enero de 2014 (13:30 CET)

El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada, ofreció hoy una rueda de prensa a los medios de comunicación para detallar el acuerdo firmado el pasado 14 de octubre con Repsol Petróleo para el inicio del traslado de su actividad al Puerto Exterior. Así, recordó que el plazo de concesión se ha estipulado en 35 años, con la posibilidad de ampliarlo a 52 años, y que, en esta primera fase acordada, Repsol trasladará a Punta Langosteira sus tráficos de petróleo crudo, azufre y coque, lo que constituye el 60% de su actividad.

Enrique Losada desgranó las distintas ponderaciones realizadas en cumplimiento de la legislación vigente para fijar la cuantía de la indemnización, que asciende a 23.964.128 euros. Ésta se obtuvo al sumar la tasación de las instalaciones a liberar en el puerto interior, los gastos de traslado y los beneficios generados por la terminal en los tres últimos años, restando la cuantía estimada de beneficios futuros de la nueva terminal en el periodo concesional. Así, la indemnización fijada corresponde al coste financiero de proceder al traslado antes de finalizar la concesión, y será abonada en un plazo de 15 años.

Poliducto

El presidente de la Autoridad Portuaria también describió las actuaciones a desarrollar por Repsol para el traslado de la actividad, así como la inversión, que ascenderá a 124,6 millones de euros. En este sentido, Enrique Losada avanzó un dato clave en lo que respecta al traslado, indicando que Repsol ha previsto construir el nuevo poliducto no de manera parcial, sino incluyendo ya los 12 tubos necesarios para cubrir todas sus necesidades futuras.

La concesión incluye la construcción de una terminal de graneles líquidos de 30.000 metros cuadrados, un pantalán privado con una lámina de agua de 20.000 metros cuadrados y un rack de tuberías con una superficie estimada en 15.000 metros cuadrados. También se integra el tramo de poliducto que discurrirá por suelo de dominio público portuario, quedando excluidos de la concesión, pero sí contemplados en la inversión, los tramos que se ejecuten fuera de este perímetro. Además, la compañía se reserva en el Puerto Exterior una posible ampliación de 285.000 metros cuadrados adicionales.

Instalaciones antes de 2018


Con respecto a los plazos, Repsol deberá presentar la solicitud de concesión antes del 14 de febrero de 2014. Tendrá 54 meses para poner en marcha las nuevas instalaciones, es decir, deberán estar operativas antes del 14 de abril de 2018. A partir de esa fecha dispondrá de un año para cesar su actividad con crudo, coque y azufre en el puerto interior.

En lo relativo a las cautelas fijadas para la Autoridad Portuaria en el acuerdo, están todas garantizadas, tal como avanzó el presidente de la Autoridad Portuaria. Incluyen la operatividad del 85% en Punta Langosteira –el estudio de Cedex la sitúa en el 97%-, así como la obtención de todos los permisos en el plazo previsto, un aspecto en el que incidió Enrique Losada asegurando que ya se está trabajando de forma coordinada para agilizar al máximo estos procesos. También se menciona la disponibilidad de accesos viarios y ferroviarios, que no serán un problema para Repsol, dado que ya existe un acceso viario operativo y los tráficos a trasladar no precisan enlace por ferrocarril.

Finalmente, Enrique Losada se refirió a la segunda fase para el traslado completo de la actividad de Repsol, es decir, el 40% restante. Manifestó que no es posible de momento concretar las fechas, pero que no se esperará a que concluya la primera fase para iniciar los pasos necesarios. En todo caso destacó que el plazo será menor, ya que la obra más complicada a ejecutar es el poliducto. El presidente de la Autoridad Portuaria concluyó asegurando que este acuerdo es muy satisfactorio para todos los implicados, ya que permitirá a la principal compañía del Puerto incrementar su actividad en A Coruña y mantener su presencia a largo plazo, creando riqueza y puestos de trabajo en el entorno.

28 de octubre de 2013
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad