Carlos Tavares, presidente del grupo PSA

PSA se estrella en la Audiencia Nacional por una multa de 30 millones

La Audiencia Nacional confirma una multa millonaria de Competencia a PSA Citroën por intercambiar información en un cártel para contener los precios

El cártel de la automoción sancionado por Competencia por intercambiar información para contener y limitar los descuentos en la venta de automóviles se ha estrellado en la Audiencia Nacional. El goteo de sentencias favorables a la decisión del supervisor del mercado ha sido una constante en los últimos meses y ha llegado a PSA, el grupo propietario de la fábrica de Citroën de Vigo. Nada menos que treinta millones de euros de sanción eran los que estaban en juego para el grupo automovilístico galo.

PSA arrancó el año con una mala noticia, que nada tiene que ver con el coronavirus. Y es que la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional desestimaba a finales de diciembre el recurso de Automóviles Citroën España SA y de Peugeot España SA contra una resolución de 2015 de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, fruto de un expediente sancionador a todo un cártel, que les imponía a cada una de dichas empresas una multa de 14,7 millones y de 15,7 millones de euros, respectivamente, al entender que la sanción es ajustada al ordenamiento jurídico.

PSA, la multa más dura

El grupo PSA, como empresa distribuidora de los automóviles dela marcas Citroën y Peugeot en España, fue sancionada por su participación en "el cártel de intercambio de información confidencial, futura y estratégica en las áreas de gestión empresarial, postventa y marketing desde febrero de 2006 hasta julio de 2013", coincidiendo con las inspecciones realizadas por los servicios de Competencia tras una denuncia.

La resolución de Competencia destapó que la información intercambiada entre las empresas "cubría la práctica totalidad de las actividades realizadas por estas compañías mediante su red de concesionarios: venta de vehículos nuevos, usados, prestación de servicios de taller, reparación, mantenimiento y venta de piezas de recambios oficiales".

Casi todo el sector

La práctica totalidad de las marcas de coches que se venden en España estaban en el cártel sancionado por Competencia. La cuota de mercado conjunta de las marcas sancionadas en el expediente sancionador supera el 90% de la distribución de automóviles en España. Las sentencias de la Audiencia Nacional de los últimos meses han sido como respuesta a los recursos que de forma individual presentó cada grupo contra Competencia.  

Las dos marcas del grupo PSA fueron las más castigadas, al sumar una multa que supera los 30 millones de euros. Seat y las marcas de su red (Volkswagen, Porsche Ibérica y Audi España), que delataron al cártel, fueron eximidas de la multa por acogerse al sistema de clemencia.

De la veintena larga de compañías sancionadas, la que se llevó la multa más elevada de forma individual fue General Motors España, con 22,8 millones. Le seguía Ford España, con 20,2 millones de euros; Renault España Comercial, con 18,2 millones, y las del grupo PSA, que de forma cojunta sumaban la cantidad más elevada, esos 30 millones de euros.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad