Carlos Tavares, presidente de Grupo PSA

PSA reserva 319 millones e hipoteca una planta para pagar a Hacienda

El grupo automovilístico hipoteca la fábrica de Madrid para frenar una primera reclamación de Hacienda por el Impuesto de Sociedades de 154 millones

El fabricante francés PSA ha provisionado 319 millones para hacer frente a las reclamaciones de la Agencia Tributaria por impuestos indebidamente liquidados. Hacienda reclama al grupo automovilístico algo más de 154 millones por distintos conceptos del Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2011 a 2014 y los intereses de demora.

La comprobación tributaria de los inspectores finalizó en marzo del año pasado y PSA firmó las actas de liquidación en disconformidad y recurrió el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC). Adicionalmente, suscribió una garantía hipotecaria sobre la planta de Villaverde (Madrid) con el objetivo de suspender la ejecución de la deuda tributaria.

Hipoteca sobre hipoteca en PSA Madrid

La dotación de previsiones llevó al grupo español a registrar pérdidas de 239,5 millones a pesar de la evolución favorable de su actividad, pues el volumen de negocio de las fábricas de Vigo y Madrid –sin incluir la de Opel en Zaragoza-- se elevó un 1,2%, hasta los 5.105 millones. Sin el agujero que deja Hacienda en las cuentas, el grupo español habría obtenido un resultado positivo próximo a los 90 millones de euros.

La garantía hipotecaria sobre la planta madrileña, que está valorada en libros en 31,3 millones, llega justo después de levantar una anterior también a favor de la Agencia Tributaria. En aquel caso por liquidaciones de impuestos de los ejercicios 2001 a 2005 por valor de 225 millones. PSA tiene ya tradición en cuanto a enredos con el fisco español.

El exceso de provisiones dotadas por el grupo, 319 millones frente a la reclamación de 154 millones de Hacienda, se debe a la previsión del fabricante de que las actuaciones inspectoras para los ejercicios no prescitos deriven en nuevas actas desfavorables a sus intereses.

Las reclamaciones de Hacienda a PSA

En el actual litigio, la Agencia Tributaria reclama 101 millones por operaciones intragrupo en las que cuestiona la deducibilidad de los royalties abonados a PSA Autonnobiles S.A. y que los inspectores consideraron improcedentes. Adicionalmente, Hacienda reclama 31,5 millones por las deducciones declaradas por la sociedad por inversión en I+D. Los intereses de demora de ambas actas ascienden conjuntamente a 22 millones.

En el informe de gestión de su último ejercicio, correspondiente a 2018, PSA defiende que “los contratos de royalties son sistemáticamente formalizados entre PSA Automobiles S.A., como propietario legal de las licencias, y las distintas sociedades del PSA Groupe que se dedican a la fabricación de vehículos y piezas fuera de Francia”. “Funcionan desde hace décadas y nunca han sido puestos en duda por las autoridades fiscales en ningún país de mundo”, asevera el fabricante francés.

PSA y Hacienda, ¿hacia el arbitraje?

En cuanto a las deducciones por innovación, el grupo declaró 140 millones entre 2008 y 2013. El conflicto radica en que la Agencia Tributaria califica parte de los gastos como “innovación tecnológica”, cuya deducción fiscal es mucho menor que en el caso del I+D.

PSA tiene en la recámara la posibilidad de recurrir, si fuera necesario tras las primeras alegaciones presentadas ante el TEAC, a un procedimiento amistoso con Hacienda en base al Convenio Europeo de Arbritraje de 1990.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad