PSA frena su caída en bolsa tras activar una ampliación de capital de 3.000 millones

stop

Los títulos se desplomaron un 11% este lunes por la incertidumbre de su alianza con el Estado francés y el grupo chino Dongfeng

21 de enero de 2014 (12:14 CET)

Los mercados calman su furia. Las acciones de PSA Peugeot-Citroën se recuperaban este martes en la Bolsa de París un 4%, tras el severo castigo sufrido el lunes, cuando la compañía de Citroen cerró la sesión con una caída del 11%.

La empresa confirmó que ampliará capital por 3.000 millones de euros para dar entrada en su accionariado al Estado francés y a su socio chino Dongfeng. La incertidumbre provocada por esta alianza causó estragos en sus títulos, que respiraron de nuevo aliviados desde primera hora del martes.

Poco después de las diez de la mañana, los títulos de la empresa que preside Philippe Varin se anotaban una subida del 3,67% en la Bolsa de París, con lo que marcaban un precio de 10,680 euros.

Reparto de poder

Aunque la compañía no ha aclarado los detalles de la ampliación de capital de 3.000 millones, fuentes próximas al proceso aseguran que tanto Dongfen como el Estado francés inyectará 750 millones, lo que les permitirá hacerse con un 14% del capital del grupo. La familia Peugeot, por su parte, diluiría su participación del 25% al 14%.

Sin embargo, la única comunicación oficial de la compañía se limitó a confirmar la entrada de ambos socios. "PSA confirma la continuidad de las negociaciones en curso relativas a un refuerzo de su alianza industrial y comercial con Dongfeng Motor, así como un proyecto para ampliar capital en un importe de unos 3.000 millones de euros", explicó la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad