PSA Citröen recorta los números rojos en un 75%

stop

El fabricante francés da por buenos los ajustes en sus plantas y espera crecer este año en todos los mercados

Feijóo en la adjudicación en París de las nuevas furgonetas de Citroën

en Vigo, 18 de febrero de 2015 (18:02 CET)

PSA Peugeot Citröen ya ve la luz al final del túnel. El grupo continúa en pérdidas pero se han reducido un 75% respecto al año pasado, lo que sirve a la dirección para dar por buenos los ajustes aplicados, también en la planta de Vigo. Las pérdidas se quedaron en los 555 millones, cifra sensiblemente inferior a los 2.227 millones en números rojos registrados un año antes 

El beneficio operativo se situó en 905 millones, frente a las pérdidas de 364 millones un año antes, al tiempo que los ingresos ascendieron a 53.600 millones, un 1,1% más que en 2013.

"Los resultados de 2014 son una evidencia de que el proceso de reconfiguración de los fundamentos de la compañía está en marcha", afirmó el presidente del consejo de dirección de la compañía, Carlos Tavares.

Optimismo para 2015

La compañía fue capaz de generar durante el ejercicio 2.200 millones de flujo de caja y de no incurrir en deuda, al tiempo que avanza en el objetivo de obtener un margen del 2% en su división automovilística.

El regreso a las ganancias se debe además a aspectos como la matriz equilibrada de productos y precios, y al éxito de los recientes lanzamientos de la compañía.

Para 2015, PSA Peugeot Citroën espera un aumento de la demanda del 1% en Europa y del 7% en China, así como un descenso del 10% en Latinoamérica y del 30% en Rusia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad