Carlos Tavares, presidente de PSA

PSA asalta el liderato de Volkswagen con la compra de Opel

stop

El acuerdo para comprar Opel permitirá a PSA liderar la fabricación y las ventas en España, superando a Volkswagen

04 de marzo de 2017 (11:27 CET)

PSA ha cerrado el acuerdo para comprar Opel a General Motors, lo que permitirá al grupo francés con planta en Vigo, liderar la fabricación y las ventas de automóviles en España, superando a Volkswagen, que encabezó el ranking el año pasado.

PSA y General Motors harán público el acuerdo este lunes, antes del comienzo del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, según Reuters. La operación se situará entre los 2.000 y los 2.500 millones.

PSA se convierte en el segundo fabricante europeo

Para el grupo francés supone convertirse en el segundo fabricante europeo, con 2,4 millones de unidades al año, solo superado por Volkswagen. En España, en cambio, liderará fabricación y ventas al sumar a las plantas de PSA en Vigo y Madrid, la de Opel en Figuerelas (Zaragoza).

El centro aragonés fabricó el año pasado 361.000 unidades, que sumadas a la producción de las otros dos factorías totaliza 866.000 coches en 2016, por encima de los 791.000 vehículos que ensambló Volkswagen en España. El fabricante alemán tiene su centro más voluminoso en Seat Martorell (Barcelona).

La fábrica de Vigo está llamada a liderar la producción

PSA y Opel ya habían establecido líneas de colaboración antes de la compra. En Figuerelas, por ejemplo, se va a ensamblar el nuevo C3 Picasso, el denominado C-Aircross, compartiendo componentes con Opel Crossland X.

Las sinergias se intensificarán tras la compra. La planta de Vigo parece llamada a liderar el conglomerado de centros en España y Portugal. Es la fábrica con mayor producción. El ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló esta semana tras conversar con los directivos de PSA que el futuro de los centros españoles está asegurado porque se encuentran entre los más competitivos de la compañía francesa.

Sin embargo, la fábrica de Villaverde (Madrid) es la que parece más debilitada en la operación, con una capacidad que apenas alcanza la mitad de la que tienen los otros dos centros españoles.

Opel tiene elevados compromisos de pago

La negociación entre PSA y General Motors se hizo pública en febrero. Entre los puntos más delicados para cerrar el pacto estaba la deuda de Opel, en la que se incluirían elevados compromisos derivados de los planes de pensiones de sus trabajadores.

El consejo de PSA dio por superadas las diferencias y aprobó el acuerdo para la adquisición de la filial europea de General Motors.

Hemeroteca

PSA Citroën
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad