Protesta convocada por la CIG delante de la sede central de Inditex. CIG.

Protesta de trabajadores ante la sede central de Inditex

El sindicato CIG lleva sus reclamaciones por los horarios de las tiendas de Inditex hasta la sede central del grupo, en Arteixo

No son habituales las manifestaciones en el imperio Inditex, mucho menos delante de su sede central, en Arteixo (A Coruña). Sin embargo, este viernes se ha producido una. Fue convocada por el sindicato gallego CIG, que lleva varias semanas con movilizaciones delante de tiendas de Zara de la comunidad autónoma. Protestan por el cambio de horarios que la multinacional que, a su juicio, “ha impuesto de manera unilateral” en los establecimientos del grupo, afectando los horarios de conciliación de las trabajadoras. En la protesta también participaron empleados afectados por un ERTE de una auxiliar de la logística de Inditex, Vero Juncal.

La CIG insiste en que los cambios de horarios aplicados en la desescalada, con reapertura de tiendas, no son legales. De hecho, la central sindical los llevó ante Inspección de Trabajo. Sostiene que la falta de concreción horaria afecta a trabajadoras para el cuidado de menores y limita su derecho a la conciliación laboral y familiar. Si bien los cambios contaron con la aprobación de CCOO y UGT, el sindicato gallego indica que no hubo “negociación ni comunicación previa por parte de la empresa, que tampoco ha especificado la duración de los nuevos horarios”.

Cambios vigentes hasta final de año

“Nos manifestamos porque la dirección se niega a dar marcha atrás en una decisión que, según adelanta, podría estar vigente todo lo que resta de año”, explica Transi Fernández, de CIG-Servicios. “Se escudan en el acuerdo firmado con CCOO y UGT a nivel estatal e indican que actúa así por el bien de las trabajadoras cuando lo que pretende es ahorrar evitando tener que contratar personal temporal para cubrir bajas y vacaciones, ya que con estos horarios no se respetan los descansos del sábado ni cumplen los descansos semanales”, insisten, a la vez que denuncian que el cambio horario “también afecta a personal que goza de concreción horaria por medidas de conciliación familiar y que, en muchos casos, consiguieron ese derecho tras reclamaciones judiciales”. La CIG insiste que continuará con el calendario de movilizaciones.

La protesta también contó con la participación de empleados de empresas auxiliares de Inditex en las que, según la CIG, “hay conflictos por la negativa a incorporar a personal del ERTE y complementar los salarios que se cobran por desempleo”. 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad