Protesta de los trabajadores de las tiendas de Inditex porque "no llegan a fin de mes"

stop

Critican el endurecimiento de las condiciones laborales a los vendedores que "dan la cara" por la empresa y la proliferación de contratos temporales

Trabajadora en un establecimiento de Zara

en A Coruña, 24 de julio de 2015 (00:11 CET)

Representantes de todas las cadenas de Inditex se concentraron ante la sede del grupo en el polígono de Sabón (Arteixo) para exigir mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores de las tiendas de la multinacional textil.

El responsable de Comercio de la CiG, Roberto Pérez Vila, explicó a Economía Digital que, a pesar de ser una compañía que vive de vender ropa y ser las trabajadoras de las tiendas "las que dan la cara por el negocio", carecen de un puesto de trabajo "que les permita llegar a fin de mes".

Búsqueda de soluciones

La protesta, explica, tiene como finalidad que la empresa se siente a negociar una solución al problema de la contratación a tiempo parcial en el comercio, que lleva aparejado salarios "ínfimos", movimientos de horarios, pérdida de complementos por trabajar en domingos o festivos, o comisiones cada vez más bajas.

Han mantenido varios encuentros, pero de ninguno de ellos han salido con un acuerdo en el que se respeten las demandas de todas las cadenas. La de hoy es una protesta puntual, señala Pérez Vila, aunque no descartan someter a votación un calendario de movilizaciones en el caso de que Inditex no trate de buscar una solución conjunta.

Problema global

Los sindicatos defienden que el lema que cantan las trabajadoras -en su mayor parte son mujeres-, "Trabajo en Inditex; no llego a fin de mes" es "una verdad como un templo". Estiman que en la provincia puede haber más de 2.000 personas afectadas, pero aclaran que es un problema que afecta al conjunto del país, incluso a otros territorios en los que Inditex tiene presencia, como Estados Unidos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad