Manifestación del sindicato CIG delante de la oficina del BBVA en los Cantones de A Coruña. CIG.

Protesta de la CIG por los "recortes de servicios" en la banca

El sindicato CIG se concentra en A Coruña delante de oficinas de Abanca y BBVA para denunciar "el recorte de servicios aplicado durante la emergencia"

Las secciones sindicales de la CIG en el BBVA y en Abanca han realizado este jueves sendas concentraciones en oficinas de las dos entidades en A Coruña para denunciar los "los abusos patronales y los recortes de servicios a la clientela que ambas empresas están imponiendo aprovechando la situación de emergencia sanitaria", explican en un comunicado.

La primera protesta tuvo lugar en la oficina del BBVA del Cantón Pequeño. La central sindical denunció "el recorte o eliminación del servicio de caja decretado por la entidad durante la pandemia", algo que, asegura, "va a mantener de manera permanente".

"Estamos ante una reestructuración que no fue ni comunicada ni negociada previamente con la representación social, a pesar de que afecta al empleo, la distribución del tiempo de trabajo, a los salarios y a las funciones", indicó Miguel Fernández, secretario de la sección sindical de la CIG.

Reducción de puestos de trabajo

En este sentido, aseguró que esta "digitalización forzosa" de la clientela afectará al empleo, "ya que en aquellas oficinas en las que restringe el horario de atención o se eliminan las cajas, habrá una reducción de los puestos de trabajo y el personal tendrá que hacer más funciones de carácter comercial".

Posteriormente, los delegados y delegadas de la central sindical trasladaron la protesta ante la oficina principal de Abanca, en Rúa Nova. "Aunque en esta entidad también se comparte la problemática de la reducción de los horarios de caja, con la movilización se quiso poner la atención en los recortes de derechos, en los despidos en caja general o en la negativa de Abanca a prorrogar la negociación del convenio colectivo".

Derecho a la desconexión digital

Clodomiro Montero, secretario de la sección sindical de la CIG, apunta que Abanca "suprimió el registro horario, obligando al personal a realizar horas extra para atender el aumento de la carga de trabajo, que no se computan y, por lo tanto, ni se cotizan a la Seguridad Social, ni se pagan, ni se compensan".

También sostuvo que se aplicó el teletrabajo "con equipos no homologados para trabajar toda la jornada, sin hacer el registro, sin compensar los gastos y sin respetar el derecho a la desconexión digital".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad