Promotoras y consultoras se ocultan entre los primeros compradores de leche en Galicia

stop

Grupos ajenos al sector, con actividad en toda España, controlan el capital de firmas que figuran en el registro oficial del Ministerio de Agricultura

Los intermediarios tiran a la baja el precio de la leche

en A Coruña, 06 de octubre de 2016 (01:00 CET)

Son el eslabón más desconocido de la cadena de producción láctea, los que hacen el trabajo sucio a la industria para negociar los precios de la leche en origen a la baja. Los primeros compradores en Galicia ejercen también de reguladores del mercado, pero entre sus filas se cuelan empresarios para los que el de la leche es otro negocio más.

El Fondo Español de Garantía Agraria (Fega), dependiente del Ministerio de Agricultura, dispone de un registro en el que figuran los compradores de leche de vaca autorizados. En él aparecen tanto las industrias transformadoras como las pequeñas empresas artesanales, pero también otra serie de sociedades cuyo objeto social poco o nada tiene que ver con el negocio lácteo.

Es el caso de Clea Industrias Lácteas, con sede en Rábade (Lugo), que figura como firma inmobiliaria en el Registro Mercantil, al igual que Lácteos Tierra Llana, con quien comparte administrador único. Esta persona, que también desempeña el mismo cargo en Central Lechera de Lugo, solo figura en una sociedad dedicada a la transformación –a pesar de que en el registro constan todas como transformadoras–, que es Industrias Lácteas del Cantábrico, con sede en una céntrica calle de Madrid.

Presencia nacional

Más llamativo es el caso de Lácteos Xabelo, radicada en la localidad lucense de Bóveda y que también aparece en el Fega como transformadora, aunque no desarrolla esta actividad. Su administrador único, José Manuel López, lo es igualmente de una promotora inmobiliaria en Murcia y de una empresa de restauración de obras de arte y oficios, al margen de otras vinculaciones con compañías del ramo de la construcción.

Lo mismo sucede con Lácteos Hermanos López, relacionada con el anterior empresario y en la que Jesús López ejerce como apoderado. Esta persona tiene 30 vinculaciones actiavas en el Registro Mercantil, en el que emerge como socio o administrador único de negocios tan variopintos como una firma de telefonía en Valencia, una consultora en Madrid, una casa de Zapatos en Albacete o una empresa de obras en Córdoba.

Eso sí, a diferencia de las anteriores, Lácteos Hermanos López figura en el registro del Ministerio como lo que es: comercializadora.Otras empresas del listado, como Leitigal, Lácteos Ortegal o Lácteos del Deza, no pueden decir lo mismo.

Prima el ladrillo

La vinculación del lácteo con la construcción llega a extremos hasta ahora insospechados, como que una firma inmobiliaria de Lugo busque ganaderos a los que ofrece contratos estables a un año a precios más altos que los del mercado.

Roberto García, del sindicato Unións Agrarias, ya denunció la semana pasada estas prácticas, que, según sospecha, tienen detras a entidades o intermediarios "que no pueden dar la cara porque tienen tras de sí un reguero de deudas".

De hecho, denuncia, los intermediarios "la única transfomación que hacen últimamente es convertir la leche de los ganaderos en deudas". Hace unos días, el sindicato inició varios procedimientos monitorios en el juzgado para reclamar las cantidades que adeudan los intermediarios y algunas industrias a los ganaderos que, en algunos casos, llevan desde principios de año sin cobrar por la leche que venden.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad