Fábrica de Caladero, filial de Mercadona, adquirida por Profand. EP.

Profand, la proveedora viguesa de Mercadona, gana ya más que Pescanova

La pesquera que acaba de hacerse con la filial de Mercadona Caladero, vive un período de expansión, con beneficios de más de 8 millones

Golpe de timón de Profand, proveedora viguesa de Mercadona junto con Mascato y tercera compañía pesquera de Galicia por detrás de Nueva Pescanosa e Iberconsa. Este martes, la firma de Enrique García Chillón anunció que pasaba a hacerse con el 100% de Caladero, empresa hasta ahora controlada por la distribuidora de Juan Roig y que se dedica al pescado en bandeja. Aunque el volumen de la transacción no ha sido revelado, la adquisición deja entrever el momento dulce que atraviesa la pesquera olívica que encadena varios ejercicios en aumento. De hecho, a finales de 2018, Profand ya ganaba más que Nueva Pescanova, la compañía salida de la reestructuración del gigante caído de los Fernández de Sousa.

Los datos de Profand no dejan lugar a duda. El pasado año su cifra de negocio creció un 16%, hasta llegar a los 209 millones de euros. La pesquera asegura que el incremento en la facturación deriva de la expansión de su negocio, tanto geográfica como comercialmente, así como por la venta de nuevos productos con mayor valor añadido. Las cifras, aunque disparadas, están aún lejos de las que acuña Nueva Pescanova, cuya facturación supera los 1.000 millones, o Iberconsa, que está por encima de los 320 millones de euros.

Beneficios al alza

En cuanto a beneficios, Profand también se mantiene al alza. En tal solo 12 meses, su beneficio neto se incrementó en un 51%, pasando de 5,4 a 8,2 millones de euros, cantidad superior, por ejemplo, a las ganancias acuñadas en el mismo período por Nueva Pescanova, que fueron de 5,4 millones de euros. El primer puesto, no obstante, en cuanto a beneficios entre las pesqueras radicadas en Galicia es para Iberconsa, que el pasado ejercicio consiguió un resultado antes de impuestos de 22 millones de euros.

Profand es el resultado de la fusión, en 2011, de Frigoríficos Fandiño y Congelados Marinos Promar, dos grandes operadores nacionales en el sector de los pescados y el marisco congelado y que ya entonces contaban con implantación fabril en varios continentes. Con la adquisición del negocio y los activos de Caladero, Enrique García Chillón destaca este martes que “se completa el proceso de especialización del grupo, tanto en la parte extractiva como en la parte final de la cadena de valor”. Profand se convierte así, según su propietario, en “líder mundial” en la fabricación de productos con alto valor añadido, tanto pescado limpio para calentar o cocinar, como producto listo ya para el consumo. 

Una fábrica más en España

Según las cuentas remitidas al Registro Mercantil, el futuro de Profand sigue pasando por la expansión. Con activos en Vigo, Vilagarcía de Arousa, Buenos Aires, India, Marruecos, Perú, Senegal (y ahora, Zaragoza), la compañía estima que su facturación seguirá creciendo en base “a un incremento de la actividad basado, fundamentalmente, en la expansión geográfica”.

Con la adquisición de la filial de Mercadona, Profand, que cuenta con ocho plantas de procesado ubicadas en cuatro continentes, incorpora con esta operación una nueva fábrica a las dos que actualmente tiene en España, y una especialización en los procesos de pescados como, por ejemplo, salmón, dorada, lubina, sardina y truchas, que se suma a la que la compañía ya desarrolla en otros productos tradicionales como sepia, pulpo, calamar, pota y gambón.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad