Fábrica de Caladero, filial de Mercadona, adquirida por Profand. EP.

Profand da el golpe en EE UU: compra cinco empresas por 60 millones

A la compra de Caladero a Mercadona, el grupo vigués Profand suma la adquisición de Shoreside o el gigante americano Seafreeze por 57,5 millones

Profand da el salto. La pesquera viguesa, proveedora de referencia de Mercadona, cerró un 2019 histórico tras disparar su facturación un 13,8% y llevar su cifra de negocio hasta los 238,2 millones de euros como por haber pisado el acelerador con las adquisiciones, a las que dedicó casi 150 millones de euros en solo un año.

Así se desprende de la memoria anual del Grupo Lucasiñas, el hólding con el que Enrique García Chillón canaliza su inversión en la pesquera viguesa. Y es que en ella se desvela que la cantidad abonada para hacerse con el control de Caladero (también proveedora de Mercadona) se elevó hasta los 87,5 millones de euros en una apuesta por crecer que también llevó a territorio americano, en donde selló la compra de cinco empresas y la constitución de una filial.

Casi 60 millones para crecer en EE UU

En concreto, los dueños de Profand han canalizado estas operaciones a través de una de sus filiales recientemente constituidas, YoPlant (con sede en Massachusetts y participada al 75% por Lucasiñas), que destinó 36,2 millones de euros a la compra de Seafreeze (que se define como el “mayor proveedor y trader de pescado y marisco congelado de la costa este de Estados Unidos" y otros 8,6 millones de euros para la compra de la planta procesadora Shoreside.

En paralelo, Profand ha aprovechado su oleada de compras en Estados Unidos para aumentar su flota. Y es que su filial Seafreeze Fleet (participada al 18% por Profand) se ha hecho con un total de tres sociedades que controlaban un buque pesquero en propiedad cada una. Se trata de Huntres, adquirida por 4,5 millones de euros; Relentless (4,9 millones de euros); y Titan Inc (3,3 millones), que, sumadas a las operaciones con Seafreeze y Shoreside, elevan a 57,5 millones de euros la cantidad invertida por Profand para sus adquisiciones en Estados Unidos

Menos 'efecto Mercadona'

Estos movimientos afianzan a Profand en el mercado internacional, que gana peso sobre las ventas en España. Estas descendieron desde los 176,5 millones de euros en 2018 hasta los 163,1 millones en 2019, según se desprende de las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil de Pontevedra. Pero esta ligera caída ha sido compensada con el fuerte repunte de las ventas fuera de nuestras fronteras. Las ventas intracomunitarias se duplicaron, al pasar de 15,6 a 32,3 millones de euros en apenas de un año, mientras que el resto de exportaciones se dispararon desde los 17,2 hasta los 42,7 millones de euros. De esta forma, Profand logró elevar sus ventas desde los 209,3 hasta los 238,2 millones de euros en 2019, lo que supone un avance del 13,8%.

Este repunte de doble dígito en la cifra de negocios se produjo a pesar de una caída de ventas en el mercado nacional que ha venido ocasionada, principalmente, por el efecto Mercadona, de la que es su proveedor de cefalópodos de referencia y a la que suministra calamares, chipirones o pulpo, fundamentalmente. “Aproximadamente el 57% de las ventas se realiza a un único cliente durante el ejercicio 2019”, revela la compañía, que apunta que en 2018 este porcentaje ascendía al 67%.

La compra de Caladero, en números

De estos resultados de Profand se queda al margen la gran adquisición que el grupo llevó a cabo en 2019: Caladero. La firma capitaneada por Enrique García Chillón desembolsó un total de 87,5 millones por hacerse con el control de la compañía zaragozana, líder en España en producción y distribución de pescado envasado en atmósfera protectora y que en 2010 fue rescatada por Mercadona, que puso en marcha un plan de reestructuración para salvar a uno de sus principales proveedores.

Caladero cerró un ejercicio 2019 marcado por el cambio de dueño con 204 millones de euros de facturación, lo que representa un avance del 2,2% respecto al año anterior, aunque se queda ligeramente por debajo de los 238,2 millones logrados por Profand. El beneficio neto, por su parte, se disparó desde los 3,4 hasta los 6 millones de euros, superando al de la propia Profand, que el año pasado vio cómo sus ganancias descendían de 8,2 a 5,7 millones de euros, según se desprende de sus últimas cuentas anuales.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad