Marcha de los trabajadores de Trèves, esta semana, para reclamar mejores condiciones en la automoción. CIG

Primer impacto del coronavirus en la industria gallega: ERE en Trèves

Trèves, auxiliar de la automoción de Pontevedra, plantea presentar un ERE ante el desabastecimiento de piezas de China

Los efectos del coronavirus comienza a impactar en la industria gallega. Trèves, histórica auxiliar de la automoción ubicada en Pontevedra estudia aplicar un ERE a su plantilla debido al desabastecimiento de piezas del mercado chino con las que trabajan en la fabricación de componentes. 

La firma, ubicada en el polígono pontevedrés de O Campiño, habría planteado a los trabajadores poner en marcha un expediente de regulación de empleo que podría afectar a la totalidad de la plantilla, unos 148 trabajadores. Según explican desde el comité de empresa, la presentación de un ERE no es una novedad. La compañía suele aplicarlos de forma temporal en momentos de parada y este ya se veía venir. Lo llamativo, en este caso, es que el motivo último que lo impulso son los problemas de abastecimiento de productos del mercado chino. Trèves es una de las proveedoras de la factoría de PSA en Vigo. Hace años, en 2014, una huelga para reclamar mejores condiciones de trabajo, derivó en la paralización de una parte de la producción del gigante vigués.

'Epidemia' en la automoción

El sector se pregunta ahora si el caso de Trèves es aislado o si, por el contrario, la alerta sanitaria del coronavirus de Wuhan puede acabar teniendo consecuencias para otras empresa del sector en Galicia. Celso Carnero, responsable de industria de CCOO en Vigo, asegura que las empresas de la automoción en Galicia descartan, "por el momento", que el coronavirus pueda suponer un impacto significativo y aseguran que, en el caso de haberlos, la primera afectada sería la propia PSA por las elevadas compras de componentes made in China que realiza.

Por el momento, la tendencia de la que sí da constancia el sector es de que se están acelerando los envíos urgentes de estos componentes, que no son exclusivos. Además, varias empresas están sondeando la posibilidad de realizar las compras de estos productos a fabricantes españoles, para evitar posibles desabastecimientos en el caso de que la crisis del coronavirus se enquiste.

Crisis en la automoción

Al margen del desabastecimiento, el sector de la automoción vive su via crucis particular. Precisamente los trabajadores de esta empresa, Trèves, junto con Aludec, en Pontecaldelas, realizaron este martes una marcha a pie para protestar por la situación que atraviesa el sector, “con precarización y deslocalizaciones”.

Xoán Xosé Bouzas, secretario nacional de CIG-Industria, indica que las empresas que se dedican a la automoción y, en particular, las empresas auxiliares, están sufriendo el impacto de las leyes de Transición Energética, que penalizan la fabricación de vehículos diésel. Alertan de que en PSA, factoría de la que dependen la mayoría de las auxiliares, "se sigue trabajando con modelos de bajo coste, casi todos modelos diésel por lo que, si no se fomenta mucho más el vehñiculo híbrido, el eléctrico o el de gas, pronto habrá consecuencias".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad