Hospital Povisa de Vigo, el mayor hospital privado de Galicia
stop

Hospital Povisa, del empresario José Silveira, pide el preconcurso de acreedores y culpa al concierto con la Xunta de las pérdidas acumuladas

en A Coruña, 28 de septiembre de 2018 (14:28 CET)

El mayor hospital privado de Galicia ha solicitado el preconcurso de acreedores. Povisa ha tomado esta decisión tras las pérdidas acumuladas en los últimos tres años, que han generado severos problemas de liquidez para continuar con su actividad. El detonante final, según trasladó a los trabajadores, fue la imposibilidad de hacer frente al pago del IRPF.

El hospital, que forma parte de Grupo Nosa Terra 21, del empresario José Silveira, ya alertó de en su memoria de ejercicio de que “las tensiones de tesorería podrían impedirle hacer frente a sus obligaciones a corto plazo” tras cerrar el año con números rojos de 5 millones. Emprendió entonces una doble negociación, con la banca para obtener financiación y con la Xunta para arreglar los problemas derivados de su concierto con el Sergas, como avanzó este medio. Las pérdidas acumuladas superan los 15 millones en el trienio.

Povisa culpa al concierto con el Sergas de la situación

Povisa no es un hospital privado al uso, pues el 77% de su facturación procede de los servicios que presta a la Xunta como complemento de la asistencia sanitaria pública en el área de Vigo. El concierto que formaliza esta relación, renovado en 2014, es el que empujó hacia la falta de liquidez al hospital a causa de la no compensación de determinados costes en los que incurre por la asistencia a los pacientes derivados de la sanidad pública.

Estos costes que el Sergas no abona corresponden a “medicación hospitalaria de disensión ambulatoria que la sociedad está dispensando a pacientes incluidos en la población de referencia del concierto”. Povisa recurrió por vía administrativa al no compartir la interpretación que hacía Sanidade al entender que el gasto asumido en estos medicamentos le debía ser reembolsado.

También abrió una negociación con la Xunta para “con la finalidad de obtener el reequilibrio económico de la actividad realizada bajo el citado concierto”, sin que por ahora dieran fruto alguno las conversaciones.

El hospital cifra en 42 millones las pérdidas derivadas del concierto

Hubo otros factores que incidieron en el deterioro de los números, como la reducción de la población asignada al hospital y el envejecimiento de la misma, pues hicieron que incurriera en mayores gastos. Una vez solicitado el preconcurso, Povisa tiene tres meses para llegar a un acuerdo con los acreedores para evitar la suspensión de pagos. 

En un comunicado, la empresa de José Silveira, también dueño de la naviera Elcano y de Remolcanosa, cifra en 42 millones las pérdidas del hospital desde que entró en vigor el actual concierto. Señala también que ha utilizado su fondo de reserva para continuar con la actividad, pero que ahora está agotado. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad