Coronavirus: Portugal decreta el estado de alerta

Portugal se vuelve a adelantar: crea el banco público contra el Covid

Bruselas da luz verde al Banco de Fomento portugués, que tendrá un capital de 255 millones

Portugal lo vuelve a hacer. También en el plano económico para atajar la crisis del Covid-19. La Comisión Europea ha dado luz verde este martes a la creación del Banco Portugués de Fomento, tras concluir que la nueva entidad es conforme a la normativa europea sobre ayudas de Estado. El nuevo banco será propiedad del Estado portugués y dispondrá de un capital social de 255 millones de euros.

Sus actividades se centrarán en los fallos del mercado en préstamos y mercados de capitales y en particular en mejorar el acceso a la financiación para proyectos de investigación e innovación, infraestructuras sostenibles, inversión social y en factores que aumenten la competitividad de las empresas portuguesas y las inversiones del sector público.

"Solución adecuada"

La Comisión Europea concluyó que la creación del banco es "una solución adecuada y proporcionada para dar financiación adicional a empresas y proyectos que, de lo contrario, seguirían sin financiación debido a fallas del mercado", ha señalado en un comunicado.

El Banco de Fomento, que aglutinará varias instituciones públicas existentes, aspira a ser un verdadero banco de promoción del desarrollo y gestionará un fondo de capitalización de empresas.

El plan de Portugal

El pasado junio el Gobierno portugués duplicó las líneas de crédito con garantía del Estado hasta 13.000 millones de euros, el máximo autorizado por la Comisión Europea, para apoyar a las empresas por el impacto de la crisis del Covid-19. La medida forma parte del Plan de Estabilización Económica y Social (PEES) aprobado para mitigar el impacto de la pandemia en la segunda mitad del año.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad