Vista general de la ciudad de Porto desde el río Duero. | EFE

No hay color: Oporto se erige como capital europea de las startups

El dinamismo en la creación empresarial permite a la ciudad lusa de Oporto hacerse con el galardón a la urbe europea más amigable para las startups

Nuevo gol de Portugal a Galicia. En un escenario en el que la comunidad asiste impasible a la deslocalización de empresas al país vecino, Oporto, la segunda ciudad, acaba de recoger en Estambul el galardón que la acredita como The Best Start-up Friendly City of Europe, un reconocimiento a las facilidades que da esta urbe para promover iniciativas empresariales que contribuyan a su desarrollo económico.

Porto debe el título de ciudad más amigable para las startups a varios factores. En primer lugar, a una estrategia innovadora para apoyar la creación y el seguimiento de empresas emergentes denominada Scaleup Porto, que gira en torno a la sostenibilidad, la eficiencia energética, la I + D y el crecimiento económico.

Otro de los factores es la captación y retención del talento gracias a un ecosistema empresarial diverso pero altamente especializado, siin olvidar la financiación, aspecto en el que juegan un papel importante los inversores e instituciones que trabajan con business angels. Precisamente el World Business Angels Investment Forum, una plataforma internacional que impulsa la cooperación entre empresarios, startups y pequeñas y medianas empresas, es quien ha otorgado  a Porto este reconocimiento.

La creación del nuevo tejido empresarial permite a Oporto la captación y retención del talento

Como explica a Economía Digital el socio director de Zincapital, Vicente Martín Egaña, en Porto “llevan cuatro o cinco años haciéndolo muy bien en el ámbito del emprendimiento. Eso se ha visto acompañado por un Gobierno municipal potente, unas universidades importantes, y un factor humano preparado, sobre todo en lo que a idiomas se refiere”. También ha sido fundamental el trabajo de campo. Como indica, “no han hecho nada nuevo, simplemente han ido por Europa adelante a ver cuál era el mejor modelo de Europa para captar ideas”.

Galicia tiene potencial

Martín Egaña cree que Galicia “tiene las bases (empresas, universidades, gente preparada y motores económicos como el textil, la automoción, el naval, la industria conservera, elaborados metálicos o la maderera, entre otros) y sobre ellas hay que actuar”.

En este sentido, considera que la principal diferencia entre Porto y las ciudades gallegas es la falta de un plan director donde estén representados el poder político, el económico y el universitario. “¡Y que se pongan de acuerdo!”. Solo así podrían aspirar a lograr algún día el título del que ahora presumen en el sur. “Es factible, pero hace falta voluntad”, concluye.

Un artículo de Pablo Barro

Economía Digital 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad