Vista general de la ciudad de Porto desde el río Duero. | EFE

No hay color: Oporto se erige como capital europea de las startups

stop

El dinamismo en la creación empresarial permite a la ciudad lusa de Oporto hacerse con el galardón a la urbe europea más amigable para las startups

A Coruña, 22 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Nuevo gol de Portugal a Galicia. En un escenario en el que la comunidad asiste impasible a la deslocalización de empresas al país vecino, Oporto, la segunda ciudad, acaba de recoger en Estambul el galardón que la acredita como The Best Start-up Friendly City of Europe, un reconocimiento a las facilidades que da esta urbe para promover iniciativas empresariales que contribuyan a su desarrollo económico.

Porto debe el título de ciudad más amigable para las startups a varios factores. En primer lugar, a una estrategia innovadora para apoyar la creación y el seguimiento de empresas emergentes denominada Scaleup Porto, que gira en torno a la sostenibilidad, la eficiencia energética, la I + D y el crecimiento económico.

Otro de los factores es la captación y retención del talento gracias a un ecosistema empresarial diverso pero altamente especializado, siin olvidar la financiación, aspecto en el que juegan un papel importante los inversores e instituciones que trabajan con business angels. Precisamente el World Business Angels Investment Forum, una plataforma internacional que impulsa la cooperación entre empresarios, startups y pequeñas y medianas empresas, es quien ha otorgado  a Porto este reconocimiento.

La creación del nuevo tejido empresarial permite a Oporto la captación y retención del talento

Como explica a Economía Digital el socio director de Zincapital, Vicente Martín Egaña, en Porto “llevan cuatro o cinco años haciéndolo muy bien en el ámbito del emprendimiento. Eso se ha visto acompañado por un Gobierno municipal potente, unas universidades importantes, y un factor humano preparado, sobre todo en lo que a idiomas se refiere”. También ha sido fundamental el trabajo de campo. Como indica, “no han hecho nada nuevo, simplemente han ido por Europa adelante a ver cuál era el mejor modelo de Europa para captar ideas”.

Galicia tiene potencial

Martín Egaña cree que Galicia “tiene las bases (empresas, universidades, gente preparada y motores económicos como el textil, la automoción, el naval, la industria conservera, elaborados metálicos o la maderera, entre otros) y sobre ellas hay que actuar”.

En este sentido, considera que la principal diferencia entre Porto y las ciudades gallegas es la falta de un plan director donde estén representados el poder político, el económico y el universitario. “¡Y que se pongan de acuerdo!”. Solo así podrían aspirar a lograr algún día el título del que ahora presumen en el sur. “Es factible, pero hace falta voluntad”, concluye.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad