Tino Fernández, presidente del Deportivo

El Deportivo duplicará sus beneficios estando en Segunda División

stop

Tino Fernández prevé unas ganancias de 5,7 millones pese a perder el 67% de los ingresos; el Deportivo logró una plusvalía de 5 millones con los traspasos

en A Coruña, 01 de diciembre de 2018 (05:00 CET)

Es posible generar el doble de beneficios tras perder el 67% de los ingresos. Esa es la hoja de ruta que dibuja el consejo de administración para el Deportivo, que prevé finalizar la presente temporada con unas ganancias de 5,7 millones, un 138% más que en el curso pasado, cuando militaba en Primera División e ingresaba 36 millones más al año por derechos de televisión.

El presupuesto y las cuentas anuales presentadas por Tino Fernández ante la junta de accionistas esta semana desgranan algunas de las claves de tan optimista pronóstico para un club que necesita evolucionar con solvencia para atender los 90,5 millones de deuda que tiene por pagar, sin contar el pasivo ordinario. El agujero patrimonial apenas se redujo el año pasado, situándose en los 74 millones.

La red de seguridad del Deportivo

El Deportivo cayó a Segunda, pero con red. Tres factores influyen decisivamente para que pueda mantener unas cuentas saneadas pese a pasar de un presupuesto de 61 millones en Primera a uno de 20 millones en la categoría de plata. Por un lado, la indemnización que abona La Liga por la pérdida de categoría y que se eleva en caso de equipos que hayan permanecido varias temporadas en Primera División. El conocido como seguro de descenso incrementa la partida de otros ingresos del Deportivo (que no proceden de competición, abonados, televisión o actividad comercial) a 16,2 millones, 15 millones más que en la temporada pasada. Es, obviamente, un ingreso extraordinario, no recurrente.

El club también se ve beneficiado por el nuevo sistema de comercialización de los derechos de televisión. Es cierto que se reducen sustancialmente respecto a la temporada pasada, cuando ingresó 46 millones. Sin embargo, los 9,5 millones que prevé ingresar este curso suponen el triple que en el último periplo del club por Segunda División.

El factor Abanca

Cuando en 2017 Tino Fernández firmó el préstamo de 45 millones con Abanca para saldar la deuda privilegiada del Deportivo con la Agencia Tributaria, el presidente aseguró que garantizaba la viabilidad del club incluso en Segunda División. La gran ventaja del acuerdo con la entidad financiera es que permitió reestructurar el pasivo, de manera que el Deportivo paga menos cada ejercicio aunque durante más años. Al tener menos cargas financieras, se puede elevar el gasto para hacer plantillas competitivas, algo que sirvió de poco la temporada pasada.

Adicionalmente, tiene otra ventaja nada desdeñable dadas las circunstancias. El préstamo prevé un periodo de carencia de dos años en caso de que el club milite en Segunda División. La amortización de deuda prevista para este año desciende desde los 7,7 millones a los 6,9 millones.

Los números del Deportivo

Pese a todo, los estragos del descenso son importantes. El gasto en la plantilla se reduce más de la mitad, quedándose en los 14,1 millones, en consonancia con la minoración de ingresos. La temporada pasada el club generó una plusvalía de 5,4 millones con los traspasos, es decir, el gasto de los fichajes y la venta de los derechos federativos generaron ese saldo positivo.

Por abonados, el Deportivo perderá respecto a la temporada pasada 1,6 millones de ingresos; en publicidad se deja otros 3,6 millones; y por derechos de retransmisión cobrará 36 millones menos.  En conjunto, los recursos se reducen a la tercera parte, 20 millones frente a 60 millones, aunque el golpe está parcialmente amortiguado por la indemnización por descenso, que aporta en torno a 15 millones extra. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad