Polonia, el refugio de la construcción

stop

Una empresa viguesa ofrece información sobre obras en la primera economía del antiguo bloque soviético

Viviendas en construccion

30 de enero de 2013 (01:36 CET)

La crisis del ladrillo ha obligado a las constructoras a poner sus ojos en el exterior. La empresa viguesa Construdata21, que se dedica a recopilar información sobre obras en el mercado internacional, destaca que uno de los escenarios donde las firmas españolas están encontrando refugio es Polonia.

La celebración esta semana en Poznan de la Feria Internacional de la Construcción de Polonia ha hecho que casi 4.000 empresas hayan demandado información sobre trabajos en el país a través del portal de Construdata21. Según los datos que maneja la empresa, 145 empresas españolas ya cuentan allí con delegaciones o algún tipo de representación permanente. Acciona, Ferrovial, Comsa Emte, Endesa, Estudio Lamela o FCC son algunas de ellas.

Dragados y Cortizo

Entre las empresas que han cerrado acuerdos con Polonia en los últimos tiempos se encuentra Dragados, que ha ganado recientemente un concurso de 127 millones de euros para la modernización de estaciones, centros de control y kilómetros de vías en el área de Lukow. Mostostal, filial polaca de Acciona, también construirá el nuevo estadio de Lodz por 51 millones de euros.

Las empresas gallegas tampoco se han quedado atrás en la carrera polaca. El pasado año el Grupo Cortizo, abrió un nuevo centro productivo en Polonia con una inversión de 15 millones de euros. Ubicada en Radomsko, provincia de Lodz, la nueva factoría produce seis toneladas de perfiles de aluminio al año.

Ayudas de la UE

Según explica Juan Corral, el coordinador general de Construdata21 “los países de este, hasta donde ahora operaban casi en exclusiva las empresas alemanas, están atrayendo a muchas firmas españolas”. “Las ayudas europeas han hecho que se estén llevando a cabo muchas grandes infraestructuras”, explica, a la vez que señala que otros mercados emergentes, como el ruso, son “más complicados de abordar”.

Corral explica que, aunque las empresas gallegas son conscientes de que deben prestar atención al mercado internacional, sigue siendo la industria catalana la que más se preocupa por buscar información sobre oportunidades de negocio en el exterior.

Intereses gallegos

“En nuestra web contamos con una base de datos en la que tenemos, actualmente, más de 6.500 obras documentadas que se van a desarrollar en breve. Ofrecemos información tanto de los promotores como de las personas con las que las empresas interesadas pueden contactar”, comenta. “Sin embargo, aunque tenemos sede en Galicia, en el conjunto de España seguimos teniendo muchísimos más clientes en Catalunya o Madrid”. 

Corral sostiene que, en tiempos de crisis en los que es necesario mirar al exterior, empresas como la suya son de una gran ayuda para firmas de tamaño medio que no pueden abrir una delegación permanente en otro país. "El trabajo que realizamos es muy importante en estos momentos ya que no todo el mundo puede permitirse la implantación en el terreno", opina.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad