Benito Iglesias, presidente de Fegein, y una imagen de archivo de pisos en construcción en la provincia de A Coruña

Plan Vive: la receta de las empresas para el mercado de la vivienda

La patronal Fegein propone un ‘Plan Vive’ para construir 5.000 viviendas protegidas que faciliten el acceso al alquiler y controlen la escalada de precios

El mercado de la vivienda mantiene tradicionalmente en Galicia una dinámica dual, con prácticamente toda la actividad concentrada en los núcleos urbanos y sus áreas de influencia, así como en la costa, mientras los municipios rurales de interior apenas registran operaciones y acumulan viviendas vacías. La salida de la crisis financiera dejó importantes tensiones derivadas de la transición hacia el mercado del alquiler –menos ingresos, menos crédito, menos estabilidad laboral—y de la menor oferta, debido al descenso del stock y a la conversión de numerosos inmuebles en pisos turísticos o viviendas vacacionales.

La Federación Galega de Empresas Inmobiliarias ha propuesto lo que llama Plan Vive, una estrategia para facilitar el acceso a la vivienda de los jóvenes y frenar la escalada de precios mediante la construcción de 5.000 viviendas de protección oficial en régimen de alquiler con opción a compra.

La patronal señala que este plan de arrendamiento precisaría de la colaboración público-privada, “por lo que, la comunidad autónoma debería aportar los suelos, licitándolos mediante concesión a cambio de un canon y de la aplicación de una limitación en el cobro de las rentas de forma que estas viviendas se comercialicen a precios asequibles, solucionando una parte del problema de acceso a la vivienda en las siete ciudades gallegas”.

Fegein aclara que se trataría de una concesión de dominio público a terceros para que realicen la promoción de las viviendas, garantizando una asignación objetiva y ordenada y fijando colectivos preferentes. Pone como ejemplo los menores de 35 años, familias con dificultades económicas, mayores de 65 o vecinos y trabajadores con tres años de antigüedad en el municipio donde se encuentre el suelo.

Las inmobiliarias han puesto cifras a las necesidades de vivienda en las ciudades y sus áreas de influencia:

Área de Pontevedra: 400 viviendas

Área de Vigo: 2.000 viviendas

Área de A Coruña: 1.200 viviendas

Área de Ferrol: 200 viviendas

Área de Santiago: 500 viviendas

Área de Lugo: 400 viviendas

Área de Ourense: 300 viviendas

Un vuelco en la política de vivienda

El plan de Fegein orbita en torno a siete estrategias centrales:

  • Ampliar la oferta de vivienda asequible mediante un parque de alquiler público
  • Una nueva ley estatal de vivienda. Garantizar la igualdad de derechos en relación al acceso a una vivienda y que impulse nuevas figuras de provisión de viviendas a un precio asequible, como el derecho de superficie, la cesión de uso de vivienda o el cohousing.
  • Establecer un marco legal que defina la vivienda vacía y al gran tenedor de vivienda, además de poner a disposición de comunidades autónomas y ayuntamientos herramientas para movilizar esos inmuebles. “Nos parece una medida acertada siempre y cuando no se intervenga el mercado libre de la vivienda y se estimule fiscalmente al propietario para que movilice su propiedad desocupada”, indica la patronal.
  • Revisar la Ley de Propiedad Horizontal. Mejorar la toma de decisiones sobre usos de las viviendas distintos al residencial permanente y las obras de mejora de la eficiencia energética y energías renovables.
  • Nuevo plan estatal de vivienda. Líneas de financiación para las comunidades autónomas para el desarrollo de su política de vivienda evitando, recalca Fegein, la intervención directa sobre el mercado libre. “Siempre estaremos en desacuerdo con eso”, advierten.
  • Plan estatal de rehabilitación. Este plan debería hacer hincapié en la eficiencia energética y la accesibilidad, establecer vías de financiación público-privada, aplicar incentivos fiscales y contener financiación específica para la vivienda en arrendamiento.
  • Plan Nacional de Fomento de la Emancipación Juvenil. Coordinar las medidas para facilitar el acceso a la vivienda a los jóvenes, con medidas específicas para el alquiler.

El alquiler marcará el ritmo

El presidente de Fegein, Benito Iglesias, explica que el objetivo del Plan Vive es poner en el mercado del alquiler gallego hasta 5.000 viviendas en arrendamiento en cuatro años. “Debe facilitar el acceso a la vivienda a distintos colectivos, como los jóvenes menores de 35 años, además de contribuir a incrementar la oferta en el mercado del alquiler gallego con unos precios sensiblemente inferiores a los precios de mercado”, señala.

Iglesias está convencido de que “la vivienda va girar los próximos años, ya lo estaba haciendo, al ritmo del alquiler” y que “la colaboración público-privada de viviendas de protección oficial tanto en alquiler como en propiedad a precios asequibles para la mayoría de las personas, tiene que ser el eje principal de la política de vivienda autonómica, seguido del de la rehabilitación”.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad