Los nuevos duelos de Arias llevaron a cabo una reducción de capital para absorber pérdidas | EDG

Plan de choque de los nuevos dueños de Arias Infraestructuras

stop

Mario Barcenilla y Antonio Aranzadi, ex de Isolux, reducen el capital de Arias Infraestructuras en 1,7 millones para absorber pérdidas

A Coruña, 11 de julio de 2018 (04:55 CET)

Primera medida de alcance de los nuevos propietarios de Arias Infraestructuras, la constructora coruñesa que se encaramó el año pasado a lo más alto del podio de la licitación de obra pública en Galicia. Los dos ejecutivos que se han hecho con las riendas de la compañía, adquirida al empresario Ildefonso Rodríguez Iglesias, han activado una reducción de capital para absorber las pérdidas que arrastraba Arias Infraestructuras.

En calidad de administradores solidarios, los dos ejecutivos, Mario Barcenilla y Antonio Aranzadi, procedieron el pasado 20 de junio a celebrar una junta de accionistas de Arias Infraestructuras, en la que "se ha acordado por unanimidad la reducción del capital social en la suma de 1,7 millones de euros, quedando fijado en 64.800 euros".

Restablecer el patrimonio

"La finalidad de la reducción del capital social", dicen los nuevos propietarios, según recoge el Registro Mercantil, "es la de restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio contable de la sociedad, disminuido como consecuencia de pérdidas".

La reducción de capital para el restablecimiento del equilibrio patrimonial de Arias toma como referencia el balance de la sociedad cerrado el 31 de diciembre de 2017, aprobado por unanimidad por la junta de accionistas de la sociedad, en ese momento controlada por Ildefonso Rodríguez Iglesias, y sometido a la verificación del auditor de las cuentas, la firma Ruiz, Carnota, Blanco y Salgado Auditores, S.L.

Sin margen para los acreedores

La reducción de capital se acordó mediante la disminución del valor nominal de todas las acciones que componen el capital de Arias Infraestructuras en 54,28 euros por acción, pasando a tener un valor nominal de dos euros cada una de ellas.

Mario Barcenilla y Antonio Aranzadi aclaran que, "dado que el acuerdo de reducción de capital tiene por única finalidad el restablecimiento del equilibrio entre el capital social y el patrimonio neto de la sociedad disminuido por consecuencia de pérdidas, los acreedores sociales no podrán oponerse a la reducción".

Conflicto antes de la venta

La venta de Arias Infraestructuras, que trascendió a principio de mes, según informó Economía Digital, se produce tras los desencuentros en el seno de su accionariado. Ildefonso Rodríguez Iglesias controlaba hasta este año el 100% de Arias, después de recomprar a la familia fundadora, los Arias Díaz-Eimil, el 25% que tenían en sus manos. La operación se realizó después de incorporar las valoraciones independientes requeridas y enunciadas en el pacto de socios que tenían ambos grupos.

Esa circunstancia provocó que parte de la familia de Antón Arias Díaz-Eimil, anterior presidente de la patronal gallega, presentara una querella en los juzgados de lo Penal de A Coruña contra Ildefonso Rodríguez Iglesias, en la que se le acusa de  hasta cuatro presuntos delitos: estafa, administración desleal, falseamiento de cuentas anuales y vulneración del derecho de información de los socios. La querella está en fase de tramitación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad