Pinchazo de Amancio López: High Tech Hoteles da calabazas a Hotusa

stop

El fondo de inversión N 1 rechaza la oferta por el 52% de la cadena hotelera 

Amancio López Seijas

en Barcelona, 12 de enero de 2016 (04:11 CET)

Frenazo a la venta de High Tech Hoteles. La cadena fundada en 2001 no se incorporará a la órbita de Hotusa pese a la oferta de compra presentada por Amancio López Seijas. "High Tech no va a ser comprada por la hotelera con sede en Cataluña", han asegurado de manera contundente fuentes vinculadas a la compañía, que actúa bajo la marca Petit Palace.

"La propuesta que hicieron no convenció a N 1, propietario del 52% de la sociedad", han justificado las mismas. De esta forma, han querido desmentir la existencia de un preacuerdo con el conglomerado como se publicó en su momento. Sin embargo, no han sabido precisar si el fondo de inversión maneja otras ofertas de cantidades superiores.

Sólo el 52% del capital

Además, han insistido en puntualizar que la propuesta sólo contemplaba la parte correspondiente al accionista principal. Ni la de los accionistas minoritarios ni la de los socios fundadores. De manera oficial, High Tech no ha querido hacer comentarios sobre la operación.

Economía Digital ha intentado ponerse en contacto con Hotusa pero no ha obtenido respuesta. Aun así, hace dos semanas, y ante las preguntas de este medio, aseguró que disponía de la financiación necesaria para abordar la compra. "Por motivos obvios, no podemos ofrecer más información sobre la operación a la que se hace referencia", prosiguió la compañía.

"Inversores temporales"

Mientras, fuentes vinculadas al sector financiero han recordado que N 1 "son inversores con una marcada permanencia temporal". Por ello, confían en que el mercado confirme una progresiva recuperación del valor de las acciones para valorar su salida en el momento más adecuado. 

Las mismas voces han estimado: "A corto plazo la compañía no parece que vaya a vender su participación en High Tech y tampoco está en conversaciones unilaterales con otras marcas". Aun así, han reconocido que se ha producido el acercamiento por parte de otros grupos financierons como de otras cadenas hoteleras nacionales e internacionales.

Una treintena de establecimientos, en problemas

La cadena, creada en 2001 por cinco antiguos directivos de Tryp cuenta con una cartera de 33 establecimientos. Más de 2.200 habitaciones repartidas entre Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla, Málaga y Salamanca que acarrean una deuda de unos 60 millones de euros. La parte principal generada durante el año 2014, que se cerró con unos números rojos de 42 millones de euros.

En agosto, 02B ya anticipó que los inversores sembraban dudas sobre la viabilidad de los Petit Palace y apuntó la salida a la venta de algunos hoteles. La desinversión de los alojamientos menos rentables, que habían quedado algo desfasados, y mantener los viables era la única forma de sobrevivir, señalaron.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad