José María Fernández de Sousa-Faro, presidente de Pharmamar

Grecia e Irán encargan a Pharma Mar su kit para detectar coronavirus

Pharma Mar, que negocia para abastecer hospitales españoles, tiene ya pedidos de su test de detección de países nórdicos, Irán y Grecia

El kit para detectar el coronavirus de Wuhan desarrollado por Pharma Mar, a través de su filial Genómica, suma ya encargos. Así lo aseguran a este medio fuentes de la biofarmacéutica que preside José María Fernández de Sousa. La compañía está en contacto con hospitales de distintas comunidades autónomas y espera iniciar su suministro en breve, si bien también ha recibido ya pedidos del extranjero que proceden de territorios tales como Irán, Grecia o norte de Europa (países nórdicos). 

Aunque las conversaciones con distintas administraciones ya estaban avanzadas, el pistoletazo de salida para la comercialización de estos test de detección se produjo el pasado viernes. Pharma Mar informó de que, en cuestión de días, podría llevar a los hospitales que así se lo demandasen los kits, tras obtener el certificado CE que garantiza su validez para el diagnóstico. 

Fabricación en Madrid

Pharma Mar insiste en que su intención pasa por suministrar primero kits a los hospitales españoles, para después proceder a exportar a otros países. La fabricación de estos test se realizará en España, en los laboratorios de Genómica en Madrid. En la actualidad, la firma de origen gallego tiene capacidad para suministrar unos 2.000 dispositivos de detección diarios.

Aclaran a este medio desde Pharma Mar que los kits no se venderán en farmacias ya que su destino está restringido única y exclusivamente a los hospitales. En la actualidad ya distribuye unos 400.000 kits al año de Genómica que sirven para identificar otros virus, como el caso del papiloma humano, el virus respiratorio, el herpes o, incluso, otras cepas de coronavirus

Diferencias con otros kits

Existen ya otros kits de detección, si bien, y según explican desde la compañía, el de Genómica destaca por el hecho de que cuenta con el distintivo CE que determina que el producto cumple con los requisitos de seguridad, sanidad y protección exigidos por la Unión Europea. Otros no guardan estas características: poseen la clasificación RUO (Research Use Only), destinados solo para investigación (es el caso, por ejemplo, del kit de la andaluza Vircell). Este hecho habría determinado que ya cuente con pedidos de varios países europeos, así como otros como Irán, que se encuentra entre las zonas denominadas de mayor riesgo en cuanto a la propagación del virus.

La firma farmacéutica espera que los pedidos se incrementen, teniendo en cuenta que está presente en más de 30 países a través de distintos acuerdos comerciales. Insiste además, en cuanto a las bondades de su test de detección que servirían para agilizar los diagnósticos, que este es compatible con las dos tecnologías más usadas en los hospitales españoles: la CLART y la Real Time.

Batacazo en bolsa: 115 millones menos

No obstante, los avances de Pharma Mar con su kit para identificar el coronavirus (testados en colaboración con el instituto de salud Carlos III de Madrid) no han hecho que la empresa lograse esquivar el batacazo en bolsa que este lunes recibieron todas las cotizadas a excepción de la constructora gallega San José, que acabó la sesión en verde después de que la Comunidad de Madrid informase de que este mes aprobará el desarrollo urbanístico Operación Chamartín, en el que participa el grupo de Jacinto Rey con un 10%

Pharma Mar perdió este lunes en bolsa casi tanto como había ganado el pasado viernes, cuando anunció el plácet para su kit de identificación del Covid-19. Ese día, el precio de sus acciones rebotó un 15,4% hasta los 4,58 euros por título. Su capitalización bursátil volvió a dispararse, sobrepasando los 1.000 millones de euros. Pero la alegría inversora duró poco. Este lunes, la biofarmacéutica cerraba la sesión con un retroceso del 11,25%. La acción de Pharma Mar se quedó en un precio de 4,07 euros. Es decir, en tan sólo una sesión, la capitalización de la farmaceútica cayó en casi 115 millones de euros.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad