El presidente de Pharmamar, José María Fernández Sousa.

Pharma Mar: Europa y el Covid-19 salvan 100 millones del Aplidin

El espaldarazo al fármaco contra el Covid y el fin a su veto en Europa permiten que Pharma Mar recupere una inversión de 100 millones que daba por enterrada

En apenas unos meses, el Aplidin ha pasado de ser uno de los principales quebraderos de cabeza de Pharma Mar a canalizar buena parte de sus expectativas de crecimiento. Lo hace por partida doble, tanto por su vertiente como antitumoral (para la que fue inicialmente desarrollado) como fármaco anti-Covid, levantando unas expectativas que permiten que la compañía capitaneada por José María Fernández de Sousa rescate la inversión millonaria que en su día llevó aparejada en I+D.

Y es que según revela la biotecnológica de origen gallego en su memoria anual de 2019, "la sociedad decidió cesar el desarrollo de este compuesto y dar de baja la totalidad de la inversión realizada hasta la fecha: 108,946 millones de euros de coste". Esta cantidad no ha caído en saco roto después de que Pharma Mar iniciase el pasado mes de marzo su particular remontada con el fármaco. Fue entonces cuando la firma anunció que investigaba sobre el potencial del fármaco a la hora de atacar la proteína eEF1A (presente en células humanas) y frenar asi la expansión del virus por el organismo, posicionándose como uno de los tratamientos mejor situados para hacer frente a la pandemia.

Tratamiento clave contra el Covid-19

La compañía se encuentra a la espera de que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y su homóloga americana (la FDA) le comuniquen si autoriza el inicio del ensayo clínico de fase III que ya ha solicitado. Pharma Mar ha pedido iniciar la etapa final de desarrollo del fármaco y testarlo en un mayor número de pacientes (la fase I/II se llevó a cabo sobre 27 pacientes con Covid-19) con la vista puesta en poder comercializarlo de manera masiva en septiembre de 2021 y servir como dique de contención del coronavirus. 

La empresa de origen gallego ha dado este nuevo paso tras constatar "resultados positivos" en su ensayo clínico de fase I/II, en el que "el 80,7% de los pacientes han sido dados de alta médica el día 15 de hospitalización o antes", dando así un empujón al fármaco que esta semana ha recibido un nuevo espaldarazo procedente del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE). La justicia europea ha anulado el veto que la Comisión Europea impuso en su día al fármaco (entonces enfocado al tratamiento del mieloma múltiple) tras un informe negativo de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). El TGUE ha considerado probada la existencia de conflicto de intereses y de falta de garantías para Pharma Mar, ya que dos de los expertos de la EMA estaban vinculados a CellProtect, uno de los pocos medicamentos que, como Aplidin, tratan el mieloma múltiple.

Reguero de contratos como antitumoral

De esta forma, Pharma Mar abre dos puertas para el Aplidin. Una, como fármaco anti-Covid, cuyo reguero de ingresos dependerá, en buena medida, de la evolución de la pandemia y de su calendario de aprobación; otra, como antitumoral, una línea de negocio que ya dejaba su reflejo en la cuenta de resultados de la compañía presidida por José María Fernández de Sousa

Pharma Mar recibió en 2015 un pago inicial de 200.000 euros procedente de Specialised Therapeutics Australia tras suscribir un acuerdo para la comercialización de Aplidin en Australia y Nueva Zelanda. Desde entonces ha sellado un reguero de contratos en la misma línea. La compañía de origen gallego recibió otros 229.000 euros de la mano de Specialised Therapeutics Asia para comercializar el fármaco de origen marino para el tratamiento de tumores hematológicos en 12 países asiáticos. A estas cantidades se suman otros 200.000 euros por el contrato con TTY Biopharm para comercializar el Aplidin en Taiwan, así como los 500.000 euros que recibió de Eip Eczacibasi Ilac Pazarlama por su acuerdo para hacer lo propio en Turquía o los 263.000 euros de la suiza Pint Pharma International. El mapa de contratos del Aplidin lo completa Boryung Pharmaceutical, que desembolsó 900.000 euros en dos tramos para distribuir el antitumoral en Corea del Sur

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad