José María Fernández de Sousa, presidente de Pharma Mar
stop

Nuevo batacazo en bolsa de Pharma Mar, que pierde casi un 10% y vale menos de la mitad que hace un año

18 de octubre de 2018 (05:00 CET)

Cuando todo puede salir mal, lo más probable es que así sea. Si recurrir a ninguna ley no escrita, Pharma Mar está siendo el vivo ejemplo de una crisis empresarial de libro, tanto en lo que se refiere a su evolución en bolsa como a sus grandes proyectos, liderados por el catedrático José María Fernández de Sousa-Faro, un referente de la biotecnología en España en sus horas más bajas.

La compañía, que cuenta con nada menos que tres exministros en su consejo de administración (Ana Palacio, Eduardo Serra y Carlos Solchaga), se ha vuelto a dejar este miércoles casi un 10% de su valor en bolsa. Al cierre del mercado, sus títulos se intercambiaban a 1,12 euros, muy lejos de los 4,2 euros que, por ejemplo, llegaron a tocar hace nada, en mayo del año pasado, fijando un techo que parece un abismo.

Descalabro en bolsa

Esta semana Pharma Mar tenía un valor en bolsa de apenas 277 millones de euros, menos de la mitad de la capitalización con la que cerró el 2017, cuando superó los 522 millones. La compañía ha tenido incluso que incrementar su deuda financiera este año pasa hacer frente a determinadas indemnizaciones de personal cualificado, un treintena de profesionales con un coste de 1,7 millones, relacionadas con el fracaso de algunos proyectos, entre ellos el Aplidin.

Los ingresos totales del grupo en el primer semestre del año ascendieron a 107 millones de euros, frente a los 96,9 millones a junio 2017.  Y el ebitda del grupo ascendió a 7 millones de euros (0,1 millones a junio 2017). Sin embargo, bajo este aparente desempeño positivo, Pharma Mar ha contado por reveses algunas de sus grandes iniciativas, que no pasan desapercibidas para los inversores.

Negativas y más negativas

Por ejemplo, la multinacional Chugai Pharmaceutical Co. Ltd comunicó a Pharma Mar en el mes de abril pasado su decisión de ejercer su derecho a dar por terminado, "sin causa y con un preaviso de un año", dice la compañía, el acuerdo de licencia firmado en 2016 con respecto a Zepsyre para el territorio de Japón. En el mes de junio Pharma Mar llegó con Chugai a un acuerdo de terminación anticipada, tras la cual Pharma Mar recupera todos sus derechos para Zepsyre en Japón.

La compañía ha recibido también la negativa de la Agencia Europea del Medicamento a la aprobación de Aplidin y no ha conseguido el objetivo primario del ensayo Corail (Zepsyre en cáncer de ovario platino resistente).

Filiales con menos ventas

En el área de diagnóstico, la filial Genómica cierra el primer semestre de 2018 con una cifra de negocio consolidada de 3,1 millones de euros, frente a los 3,3 millones de euros en el mismo periodo de 2017, "por el descenso de ventas en América Latina, circunstancia que la compañía espera revertir al cierre del ejercicio", dicen los gestores de Pharma Mar.

Otra de las filiales, y en su momento motor de ingresos del grupo, ha acusado durante el primer semestre una reducción de sus ventas, caso de Zelnova-Copyr, que ha visto disminuir sus ingresos un 5,3% en relación con el mismo período del año anterior, pasando de unas ventas de 30,8 millones de euros en junio 2017 a 29,2 millones a junio 2018. La compañía achaca esta evolución a  las anómalas condiciones meteorológicas durante los meses de primavera.

El pinchazo del Yondelis

Las ventas netas del área de biofarmacia de Pharma Maar a junio de 2018 ascendieron a 41,7 millones de euros (46,5 millones de euros a junio 2017), lo que representa un descenso de 10,4%. Por lo que respecta a las ventas de Yondelis (38,7 millones de euros a junio de 2018 frente a 43,3 millones a junio de 2017), la compañía explica que "la diferencia entre ejercicios se explica por varios factores; el primero de ellos es la venta de materia prima a nuestros socios con Yondelis, Janssen Products y Taiho Pharmaceutical, que tuvo lugar en 2017 por importe de 1,4 millones de euros mientras que a junio 2018 ha ascendido a 200.000 euros".

Otro factor al que apunta la compañía de Fernández de Sousa para justificar el pinchazo del Yondelis es "la erosión de los precios en algunos países europeos junto con la aparición de nuevos competidores tanto en la indicación de sarcoma de tejidos blandos como en la de ovario recurrente sensible a platino". Todo parecen pulgas en Pharma Mar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad