Petro Nova Oil, el gran moroso gallego con Hacienda, está detrás del millonario fraude del gasóleo

Petro Nova Oil, tapadera en Galicia del millonario fraude del gasóleo

stop

Los administradores de Petro Nova Oil, el mayor moroso de Galicia con Hacienda, fueron inhabilitados durante nueve años por la Audiencia Provincial de Pontevedr

A Coruña, 03 de julio de 2018 (04:55 CET)

El castillo de naipes del mayor moroso de Galicia con Hacienda, Petro Nova Oil, se derrumba a golpe de procesos judiciales, que se reparten entre Madrid y Pontevedra. Con una deuda tributaria de 82,3 millones, Petro Nova Oil está actualmente en fase de liquidación, en un proceso concursal que se sigue en el Juzgado de lo Mercantil número uno de Pontevedra, pero es la Audiencia Nacional la encargada de reconstruir el enigma de su verdadera actividad: la tapadera de un millonario fraude del gasóleo.

Petro Nova Oil, entre los quince grandes deudores de España, según el último listado difundido por la Agencia Tributaria, conforma uno de los ejes de un fraude en el que ningún administrador, siempre temporal, es lo que parece, y con vínculos con una red societaria repartida por todo el país con un único objetivo: evadir impuestos al fisco. Así lo considera la Sección Primera de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que ya en 2012 dictaminó sobre los juzgados que deberían llevar el caso, recayendo en la Audiencia Nacional por el volumen defraudado.

Fraude de 50 millones en un año

La Fiscalía presentó una querella contra la empresa, en esta ocasión en los juzgados de Barcelona, que decidieron finalmente inhibirse, por un presunto delito contra la Hacienda Pública. El eje de las investigaciones, con múltiples ramificaciones, era Petro Nova Oil. A juicio del Supremo, cuando abordó la cuestión de competencias, se trataba de "una defraudación del IVA cometida en la comercialización de hidrocarburos importados e introducidos en depósito fiscal, llegando a provocar una cuota defraudada en el año 2010 cercana a los 50 millones de euros".

Presumiblemente , admitía el Supremo, la trama fraudulenta "también se extendería a los ejercicios anteriores, existiendo indicios de la posible implicación de otras empresas como Petrolera, S.A., dedicada a la comercialización de gasóleo A y B, que pudiera haber utilizado maquinaciones para alterar el precio del producto y defraudar en los impuestos especiales".

La red de blanqueo

Para la Fiscalía, según reconoce la Sección Primera de la Sala de lo Penal del Supremo, había indicios de que los participantes en las actividades investigadas en la trama de Petro Nova Oil "son empresas ubicadas en diferentes territorios con conexiones entre sí, que defraudan importantes cantidades a la Hacienda Pública mediante la elusión del pago del IVA derivado de las operaciones de distribución de productos petrolíferos, cantidades que después blanquean utilizando otras empresas ubicadas en el extranjero".

La trama tenía ramificaciones en diferentes países europeos, según el fiscal del caso, como Bélgica, "donde al parecer se encuentra el centro directivo de las operaciones, Reino Unido y Portugal, a los que se han solicitado comisiones rogatorias".

Concurso culpable en Pontevedra

Petro Nova Oil es una de tantas sociedades tapadera impulsadas para blindar una trama con origen en Barcelona, pero que ve el final de sus días en los juzgados gallegos. De hecho, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Pontevedra calificó de culpable el concurso de acreedores de la compañía. Lo hizo en 2014, en respuesta a un recurso de apelación presentado por dos filiales de una multinacional, Mercuria Energía y Mercuria Energt Trading, que habían instado el concurso.

El citado tribunal ratificaba la decisión del Juzgado de lo Mercantil número uno de Pontevedra, que había inhabilitado a los gestores de Petro Nova Oil para administrar bienes ajenos durante un período de nueve años, "así como para representar o administrar a cualquier persona durante el mismo período". El juzgado también instaba a la pérdida de cualquier derecho que tuvieran como acreedor concursal o de la masa, y a "que abonasen el 60% del importe del déficit concursal que llegase a verificarse".

Salida masiva de fondos

El juez, primero, y la Audiencia Provincial de Pontevedra, después, señalaban que los administradores de la compañía habían agravado con su "actividad delictiva la insolvencia" de Petro Nova Oil, provocando la "salida masiva de fondos del patrimonio de la concursada".

Los socios que impulsaron en un primer momento Petro Nova Oil fueron, según el Registro Mercantil, Carlos Marín Collado y Juan Antonio Latorre Camón. La firma cambió de sedes y también de régimen de gestión, pasando a contar desde 2009 con dos administradores únicos: José Torras Roca y David Torres González.

Cuando se instó el concurso de acreedores, su administrador único era David Torres González, cuyos poderes fueron revocados por el juez lo Mercantil de Pontevedra. Torres González ha estado al frente de firmas como Compañía Gallega de Mercados y Actividades Económicas y Shiroski Fuel España, ambas domiciliadas en Pontevedra.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad