Pescanova también desafía a los juzgados

stop

El Mercantil de Pontevedra le requiere más información sobre la solicitud de concurso de acreedores

Planta de Pescanova en Chapela

18 de abril de 2013 (02:00 CET)

Pescanova va por libre. El juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra, donde la multinacional presentó este lunes la solicitud de concurso de acreedores, ha requerido al grupo gallego que aporte información complementaria a la ya entregada, la cual deberá presentar en un plazo de cinco días.

No es la primera vez que se enfrenta a una situación semejante desde que el pasado febrero inició su via crucis particular. Esta misma semana, la compañía volvió a enfrentarse a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya que, de nuevo, remitió al regulador bursátil información incompleta sobre las cuentas correspondientes al último semestre de 2012.

CNMV

El organismo de Elvira Rodríguez acordó no sólo continuar con los procesos abiertos que podrían derivar en sanciones, sino que dictaminó que supervisará los trabajos de auditoría forense encargados a KPMG tras la revocación de BDO.

Si la información remitida a la CNMV no fue la correcta, parece que tampoco lo ha sido la enviada este lunes a los juzgados con el objetivo de que se admita la solicitud de concurso de acreedores, una medida que la pesquera justificó debido a la necesidad de liquidez.

Cinco días

Según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el juzgado dictó el martes --y notificó el miércoles-- una providencia de subsanación en relación al concurso de Pescanova para pedir a la empresa que aporte información complementaria.

Las mismas fuentes, según informa Europa Press, indican que los plazos para presentar la documentación requerida empezarán a contar al día siguiente de la notificación, por lo que la empresa dispone de cinco días desde este jueves, más uno de gracia.

Deuda real

El concurso de acreedores servirá entre otras cuestiones, para arrojar luz sobre la deuda real de la compañía. Si bien esta no ha sido remitida a la CNMV, a la hora de presentar la solicitud para acogerse a la Ley Concursal la empresa pesquera debería aportar, entre otros datos, su pasivo, así como un inventario de bienes, un balance de gestión y la cuenta de resultados entre otros documentos.

Los frentes abiertos por Pescanova ya son demasiados. También este miércoles, grandes inversores de la pesquera mostraron su preocupación por el hecho de que se “vendan filiales al margen del consejo de administración”.

Venta de filiales

Fuentes de la cervecera Damm, de Demetrio Carceller, denuncian que no han sido informados de la venta de dos filiales y que también desconocen “a dónde ha ido a parar el dinero obtenido”. “La situación es grave, pero mucho más teniendo en cuenta que estas ventas las ha hecho un presidente que sólo tiene el 7,45% de la firma y que no defiende la representación que decía tener”, añaden, en referencia a la confesión hecha por Manuel Fernández de Sousa hecha esta semana ante la CNMV.

Entre las supuestas ventas a las espaldas del máximo órgano de dirección de la firma, Damm se ha referido a la de la filial ecuatoriana de marisco, Promarisco.

No obstante, fuentes cercanas a la dirección de Pescanova han asegurado que las ventas que se están acometiendo “no son relevantes” ni “representan activos estratégicos”.

Además de la operación de Promarisco, la compañía gallega continúa con las negociaciones con dos operadores internacionales para la venta de Acuinova en Chile. Los escándalos y la crisis que rodea a la pesquera han provocado que los potenciales compradores hayan reducido su oferta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad