Pescanova sitúa a Galicia entre los principales clientes de Cuba 

stop

En los últimos años se ha disparado la entrada de langostinos, langostas y colas de langosta congeladas procedentes de la isla

Imagen de una de las calles de la Habana (Cuba)

A Coruña, 10 de diciembre de 2016 (00:42 CET)

A pesar de que España es el tercer socio comercial de Cuba, el peso de Galicia en las relaciones entre ambos países ha sido siempre bastante discreto. Sin embargo, en los últimos años se están produciendo cambios significativos. El mayor aperturismo comercial de la isla ha propiciado que en 2015 se duplicase el valor de las exportaciones gallegas al país caribeño.

Pero lo que más llama la atención es el espectacular crecimiento de las importaciones, hasta ahora prácticamente anecdóticas. En esto ha tenido mucho que ver una empresa una empresa como Pescanova, que en el año 2001 firmaba con el operador estatal cubano Caribex un acuerdo por 30 años para hacerse –a través de su filial Pescafina– con el comercio del langostino de acuicultura y también para renovar la exclusiva para comercializar la langosta de Cuba en Europa.

Claro crecimiento

Los números cantan. Si en 2014 las importaciones de productos agroalimentarios no representaban prácticamente nada, en los nueve primeros meses del año supusieron el 95,8% del valor total, superando los 10 millones de euros, una cifra que, de seguir esta tendencia, triplicará el dato de 2015, un año en el que las importaciones de productos agroalimentarios alcanzaron los 4,5 millones de euros, mientras que el ejercicio anterior apenas superaron los 280.000 euros.

Pontevedra, según revelan los datos de Datacomex, la base de datos del Ministerio de Industria, se ha situado así como tercera provincia importadora, sólo por detrás de Valencia y Cádiz, siendo además la que más crece.

Exportaciones

En lo que respecta a las exportaciones, desde Galicia operaron en lo que va de año 124 empresas, que hasta septiembre habían colocado en la isla mercancías por valor de 20,4 millones de euros. Al igual que sucede con las importaciones, el sector agroalimentario ha ido ganando protagonismo –pasa de representar el 6,8% en 2014 al 26,7% actual– , restándoselo a los productos industriales y tecnología –que caen del 88,5% al 69,7% en ese mismo período–.

No obstante, los productos vinculados al sector de la automoción representan todavía el 17,5% de las ventas, frente al 10,2% de los pescados congelados o el 7,1% de las conservas. Y no es de extrañar, ya que buena parte de la decena de empresas de capital gallego asentadas en Cuba tiene que ver con el sector, como es el caso de Copo o la viguesa Recalvi.

Más presencia

En el sector alimentario, destaca la presencia de Pescafina, pero también de conserveras como Conservas Cambados o Alimentación Vima, esta última propiedad del empresario Víctor Moro, presidente de los empresarios españoles en el país caribeño.

La lista de empresas gallegas en Cuba podría incrementarse en los próximos meses, tal y como demuestra el creciente interés comercial y el éxito de misiones como la llevada a cabo por la Xunta recientemente. Además, sirva como dato que, tras el anuncio de Estados Unidos de levantar el veto al país, las consultas legales en los bufetes de abogados sobre los requisitos para implantarse en la isla se han disparado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad