Pescanova: la planta de Mira necesita una “inyección importante” de dinero

stop

La planta de rodaballo que Fernández de Sousa llevó a Portugal trabaja al 50%

Manuel Fernández de Sousa y José Sócrates en la inauguración de la planta de Mira.

01 de julio de 2014 (17:51 CET)

Los administradores concursales de Pescanova han confirmado este martes, en la Junta de Accionistas de la empresa, que la planta de rodaballo de Mira (Portugal) funciona a la mitad de su capacidad y que “para reactivarla”, precisaría una “inyección relevante” de capital.

Según han apuntado los administradores, la planta portuguesa sigue “bajo la gestión de Pescanova”, si bien es cierto que tiene una importante deuda, en su mayoría con entidades financieras lusas, “con las que se está negociando”.

Estas explicaciones han sido ofrecidas por Santiago Hurtado y Senén Touza a los accionistas, a los que también se ha dado cuenta de la situación de otras áreas de actividad de la empresa y se les ha recordado cómo ha sido el proceso concursal y las vicisitudes por las que ha atravesado Pescanova desde que entró en concurso, el abril de 2013.

Así, han recordado que la empresa facturó 1063 millones de euros en 2013, el 60% fuera de España, sin incluir los negocios de Chile. "El grupo se ha mantenido operativo en la práctica totalidad de sus unidades de producción", han destacado.

Áreas de negocio

Por áreas, han destacado que las campañas de pesca de 2013 (en el Cono Sur y en África) han sido "muy buenas" y, de hecho, ha recordado que parte del "fresh money" conseguido con el crédito de 56 millones (aportados por siete entidades y por la Xunta) se destinó a "sacar a faenar a la flota argentina", que pudo pescar más de 10.000 toneladas de gambón.

En el capítulo de la acuicultura, al margen de los "problemas técnicos" de la planta de rodaballo de Mira, han señalado que la planta de Xove "funciona a plena capacidad y está previsto que siga en el grupo Pescanova". Del mismo modo, las granjas de langostino vannamei en Ecuador y Centroamérica, se reactivaron tras un primer semestre de 2013 "muy malo".

Menos ventas


En lo que respecta al área comercial, han recordado que las ventas han sido menores, pero aún así rentables. "Lo que ocurrió es que se registraron pérdidas netas porque el beneficio de explotación se desvaneció con la deuda y las necesidades de saneamiento".

En el primer trimestre de 2014, Pescanova presentó unas pérdidas de 16,9 millones de euros, con unas ventas de algo más de 206 millones de euros (un 21% menos que en el año anterior), aunque el grupo ha precisado que "es difícil" hacer comparaciones con 2013, debido a las "extraordinarias circunstancias" que vivió Pescanova el pasado año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad