Pescanova aumentó el sueldo de su cúpula casi un 24% en 2012

stop

El consejo también incrementó sus retribuciones el año en que la compañía triplicó pérdidas, duplicó su agujero patrimonial y elevó su deuda por encima de los 4.200 millones

11 de diciembre de 2013 (12:50 CET)

Poco parecía importarle la crítica situación de Pescanova a su cúpula directiva en el año previo a la crisis, o quizá precisamente para mantener a cubierto ese carrusel de ocultaciones patrimoniales urdido por su expresidente, Manuel Fernández de Sousa-Faro, y gran parte de su equipo, tanto el consejo de administración como los propios cargos del grupo, un total de trece ejecutivos, vieron como sus remuneraciones se incrementaban sustancialmente durante 2012. En un caso, el del consejo, lo hicieron en un 5,9%, mientras que los 13 miembros de la alta dirección de la compañía se anotaban un aumento de sus remuneraciones totales devengadas del 23,8%, hasta los 2,6 millones de euros. Así consta en la memoria de la compañía y el informe de gestión elaborado por los administradores concursales.

Si en plena crisis económica ya resulta abultado un incremento medio de los sueldos del equipo directivo de una empresa en casi un 24%, más lo es si esa escalada salarial se produce el mismo año en que la compañía triplica sus pérdidas hasta los 791,4 millones, duplica su agujero patrimonial, que se sitúa en 1.487 millones sobre 2011, y eleva su deuda total por encima de los 4.200 millones de euros. Entre los 13 ejecutivos de Pescanova que vieron como crecían sus salarios, todos ellos con contratos de alta dirección, figura Pablo Fernández Andrade, hijo del presidente de la compañía pesquera, y también el que fue su asesor, Jesús García, uno de los hombres clave, a juicio del sumario que se instruye en la Audiencia Nacional, para entender la trama oculta de Pescanova.

Los hombres del presidente

Completan la lista nombres que también se han sentado delante del juez Pablo Ruz, en la mayoría de los casos en calidad de testigos, y entre ellos destacan Joaquín Viña, director de Auditoría Interna; Antonio Táboas, director financiero; César Real, director general de área; César Mata, director de la Asesoría Jurídica; Alfredo López Uroz, director de Administración, y Olegario Casal, también director general de área. A ellos se suman cinco ejecutivos más, según la memoria: Juan José de la Cerda, Eduardo Fernández, Joaquín Gallego, Susana San Segundo y David Troncoso. El grupo de 13 ejecutivos pasó de ganar 2,1 a 2,6 millones de euros en 2012, según la memoria elaborada por los administradores concursales. Un crecimiento del 23,8%.

El consejo de administración de Pescanova, en vísperas de la crisis de la compañía, vio incrementadas sus remuneraciones totales hasta superar los dos millones de euros, frente a los 1,8 millones de 2011. Llama la atención, de acuerdo con los datos presentados, que los consejeros ejecutivos y los externos dominicales, los más vinculado tradicionalmente al propio Fernández de Sousa-Faro fueran los que vieron incrementarse sus salarios, mientras que las remuneraciones de los externos independientes se recortaron sensiblemente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad