Pescanova afirma ahora que no desinvertirá en la planta de Mira

stop

La empresa estudió vender la factoría lusa de rodaballo aunque asegura que es un “activo estratégico”

07 de noviembre de 2013 (18:42 CET)

Mediante un comunicado, Pescanova afirma que “apuesta de forma decidida por mantener y reforzar la planta de cultivo de rodaballo que posee en la localidad portuguesa de Mira”, cuyas previsiones de producción “la convierten en la mayor planta de cultivo de rodaballo del mundo”.

Según la firma gallega, en pleno concurso de acreedores, “las instalaciones constituyen un activo estratégico esencial para el futuro de Pescanova y, en consecuencia, en su plan de viabilidad se apuesta por un modelo integrado donde la citada planta de cultivo de rodaballo desempeña un papel clave”.

Posibilidad estudiada


No obstante, distintas fuentes conocedoras de las negociaciones que rodean el plan de viabilidad y la propuesta de convenio aseguraron a Economía Digital que la posibilidad de la venta de la planta de Mira estuvo sobre la mesa y fue estudiada por el consejo de administración de la pesquera.

Tanto el informe de PWC, como la propia banca acreedora, los administradores concursales y la entidad sostienen que Pescanova no debe ser troceada ni vendida, aunque sí se contemplan desinversiones de activos no estratégicos, como fue el caso de la participación de la compañía en Austral Fisheries.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad