Pescanova admite “serias incertidumbres” que desaconsejan volver a cotizar

stop

El proceso de reestructuración de las filiales “podría generar algún contratiempo” que impida cumplir el plan de viabilidad

Planta de Pescanova en Chapela (Pontevedra) / EFE

28 de noviembre de 2014 (01:00 CET)

El consejo de administración de Pescanova ha admitido este jueves que "subsisten serias incertidumbre que desaconsejan solicitar el levantamiento de la suspensión de cotización", porque podría haber algún "contratiempo" que impidiese cumplir el plan de viabilidad de la empresa.

Así lo ha manifestado el consejero Diego Fontán, en la Junta de Accionistas de Pescanova celebrada en la sede de la pesquera en Chapela-Redondela (Pontevedra) por mandato judicial. Esta junta se ha celebrado en cumplimiento de un auto del juzgado mercantil y a petición de un grupo de minoritarios, y ha sido la juez la que ha determinado el día, hora y orden del día, así como la elección de Fontán como presidente de la mesa.

Suspendida desde marzo de 2013

A preguntas de uno de las accionistas minoritarios sobre cuándo volverían a cotizar en el Ibex las acciones de Pescanova, Fontán ha recordado que la suspensión fue ordenada por la CNMV en marzo de 2013 y que se mantiene desde entonces.

Según Fontán, la salida del concurso de Pescanova y la aprobación del plan de viabilidad podrían ser invocadas para reclamar el levantamiento de esa suspensión pero, según ha recordado este consejero, la pesquera tiene, en estos momentos, diez filiales en concurso, que suponen un 80% del negocio consolidado del grupo, y que tienen una deuda de más de 800 millones con sus acreedores.

La sombra de la liquidación

"Esperamos un desenlace que no altere el calendario del plan de viabilidad, pero no hay certeza de que no llegue un contratiempo y que no se pueda cumplir el convenio (...) eso nos llevaría a la liquidación", ha indicado Fontán.

Asimismo, ha admitido que la previsión de Pescanova es que los concursos de las filiales se resuelvan "a mediados de 2015". Según Diego Fontán, "entonces será cuando se valoraría" la conveniencia de pedir que se levante la suspensión de cotización.

Orden del día

En el orden del día de la Junta figuraba facilitar a los accionistas el informe 'forensic' de KPMG, aunque el consejo ha rechazado dicha petición porque las conclusiones del documento ya fueron puestas a disposición de los accionistas y porque, obligaciones de confidencialidad y secreto judicial, hacen "innecesario e improcedente" hacer público el informe íntegro. Del mismo modo, el consejo se ha remitido a la información ya facilitada sobre el plan de viabilidad de Price Waterhouse Cooper.

El informe de KPMG desveló las prácticas contables de la anterior cúpula directiva para ocultar deuda. Ese informe desveló que la deuda era, a diciembre de 2012, de 3.281 millones y no de 1.522 como había reconocido el grupo (que ascendieron a 2.500 millones cuando se registraron en el CIRBE).

Explicaciones

Con respecto a las explicaciones solicitadas por accionistas minoritarios sobre por qué se eligió en su día la propuesta del consorcio Damm-Luxempart, el consejo ha explicado que fue la mejor oferta, que cumplía criterios como la capacidad de gestión, financiera o el conocimiento de Pescanova, y que se valoró la conveniencia de que la pesquera tuviera, en su nueva etapa, un socio industrial. "Además, la mayoría de los trabajadores manifestaron públicamente su apoyo", ha indicado el consejo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad