Pescafina solicitó el preconcurso tras el consejo de administración de Pescanova

stop

La “tensión” de la tesorería decantó la petición, después de que su matriz anunciase la entrada en concurso de acreedores

08 de abril de 2013 (12:42 CET)

Pescafina, filial de Pescanova, solicitó el preconcurso de acreedores ante la “tensión” de tesorería por la que atraviesa la firma el mismo día en el que su matriz, Pescanova, anunció su intención de acogerse al concurso de acreedores.

Pescafina, de la que Pescanova cuenta con un 95% del capital, es la primera de las filiales de la compañía gallega en acogerse a este procedimiento. De momento, esta situación no ha tenido impacto en su actividad, ya que sigue operando con total normalidad.

Sede social en Madrid

La filial más grande de Pescanova, con sede social en Madrid, presentó la solicitud de preconcurso el mismo día en que su matriz anunciaba el concurso voluntario de acreedores, con una deuda en torno a los 2.700 millones de euros, es decir, más de 1.200 millones de euros por encima de lo que figura en el pasivo auditado (1.522 millones de euros al cierre del tercer trimestre de 2012).

Pescafina, que inició sus actividades en 1976, cuenta con un capital social de 19,03 millones de euros. En 1993, la empresa inició un cambio importante en su estrategia comercial, con la firma de alianzas con grupos de armadores y productores de todo el mundo, a través de los cuales asegura el suministro de materias primas y productos de terminados a su red comercial nacional como internacional.

458 millones facturados en 2009


Desde febrero de 2002, Pescanova posee un 95% de las acciones de Pescafina, que, según los últimos datos que constan en su página web, facturó 458,27 millones de euros en 2009, que corresponden a 61.211 toneladas de productos congelados.

Por su parte, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se mantiene a la espera de que Pescanova complete esta semana la información financiera correspondiente al segundo semestre de 2012, al considerar que la remitida por la firma gallega es "incompleta e insuficiente".

Plazo hasta el jueves

Por ello, el organismo supervisor ha remitido a la firma un nuevo requerimiento "con apercibimiento del régimen sancionador", que incluye un plazo de cinco días hábiles para su contestación, plazo que expira este jueves.

Fuentes de la compañía señalaron que ya "están trabajando" en completar la información solicitada por la CNMV y mostraron su total predisposición "a colaborar".

Nuevos requirimientos


Además, precisaron que esta información adicional solicitada por el supervisor se centra, en parte, en aspectos referentes al consejo de administración que celebró el pasado jueves la compañía, como los argumentos para solicitar el concurso de acreedores, la revocación del auditor (BDO Auditores), así como el acta de la reunión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad