Perú adjudica a dos empresas gallegas el diseño interior de su futuro buque-escuela

stop

Acopafi y M.O. Contract equiparán la nave de 115 metros y 40 millones de euros que se construye en un astillero público de Callao

Diseños para el buque escuela peruano y construcción en el astillero Sima

en Vigo, 29 de junio de 2015 (00:56 CET)

La Armada peruana ha adjudicado la habilitación y el equipamiento interior de su primer y futuro buque-escuela de vela a 2 firmas especializadas gallegas, cuyas tareas se centrarán en empezar a trabajar en la fase final de construcción a flote de la nueva nave de instrucción, que representa el estreno de la Marina de guerra del país latinoamericano en el selecto club de los países que poseen barcos destinados a un intensivo adiestramiento de sus oficiales y mandos.

El enorme velero de cuatro palos y 115 metros de eslora salió hace unas semanas de las gradas de los astilleros de la firma pública peruana Servicios Industriales de la Marina (Sima SA), con base operativa en la ciudad de Callao y adscrita al Ministerio de Defensa. El nuevo buque insignia para el que trabajarán las gallegas Acopafi y M.O. Contract es una réplica del velero de instrucción español Juan Sebastián de Elcano y será el mayor de todos los barcos de este tipo de toda América Latina.

Nueva unidad

Los planos de interiores y el equipamiento fueron adjudicados a la firma de ingeniería viguesa Acopafi, quien subcontrató, a su vez, a la decoradora pontevedresa M.O Contract. No obstante, la nueva unidad ha dispuesto de participación especializada española casi desde su plasmación conceptual en los planos de los arquitectos navales.

El futuro buque-escuela peruano, tipo Bricbarca de cuatro palos, contó con la colaboración de otras compañías especializadas gallegas a lo largo de sus diferentes fases de proyecto y construcción, como la también ingeniería viguesa Cypsa. Además, otras empresas españolas de prestigio, como Navantia, para el diseño del casco, y la vasca Oliver Design, han cooperado en el proyecto original.

Colaboración

Según fuentes de M.O. Contract es la primera vez que las dos firmas gallegas colaboran entre sí. El valor del acuerdo de subcontratación podría superar el medio millón de euros. Mientras que la ingeniería Acopafi ya tiene experiencia profesional en las tareas de diseño de numerosas naves de gran envergadura y para diferentes cometidos, en el caso de M.O Contract es su debut para realizar una obra integral con un buque de estas características.

Hasta la fecha había generado diseños interiores para barcos de mucha menor dimensión. La habilitación interior para un barco de 115 metros de eslora (en realidad son 99,9 sin el bauprés), 13,5 de manga, 6,5 de calado y un desplazamiento de 3.200 toneladas, es una misión minuciosa y colosal a la vez.

El mayor de todos

La futura joya naval de Perú tiene un coste aproximado de unos 40 millones de euros. Pero lo más relevante es que será una unidad flotante de instrucción de 115,5 metros de eslora, superando las siluetas no pequeñas del buque-escuela chileno Esmeralda, con 109 metros; del mexicano Cuauhtemoc, también con 109; y del ecuatoriano Guayas, con casi 79 metros de eslora.

Hasta la fecha, la Marina de guerra de Perú tenía, precisamente, que adiestrar a sus oficiales en naves similares de países de la región. A partir del próximo mes de octubre, cuando se prevé que el barco esté enteramente terminado y en servicio, podrá ser al revés. En el buque-escuela La Unión, como ha sido bautizado, habrá espacio para 134 cadetes y un total de 257 tripulantes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad