Pérez Varela cede a su hijo el control de la inmobiliaria familiar

stop

El ex conselleiro de Fraga suma la sociedad anónima Inmobiliaria Pazos Galegos a otras empresas de su órbita

Jesús Pérez Varela / EFE

20 de febrero de 2013 (22:11 CET)

Toca el relevo, también en las empresas de la clase política. Jesús Pérez Varela ha cedido los trastos en una de las empresas de la familia, la sociedad anónima Inmobiliaria Pazos Galegos, a uno de sus hijos, Yago Pérez Cidoncha, abogado en ejercicio con despacho en A Coruña. El vástago del eterno conselleiro de Cultura de Manuel Fraga también se hace cargo, en parte, de otra de las empresas familiares, Chuvieira, dedicada a la gestión de espectáculos y que Pérez Varela controla junto a su mujer.

De acuerdo con los apuntes que figuran en el Registro Mercantil de A Coruña, Jesús Pérez Varela ha cesado como administrador solidario de la Inmobiliaria Pazos Galegos, ocupando su lugar Yago Pérez, uno de sus cuatro hijos. En contra de lo que pudiera parecer, el exconselleiro no figura como accionista de las empresas familiares, sino como administrador. Al frente de ellas se encuentra su mujer, María Luisa Cidoncha. De hecho, Chuvieira está controlada por la esposa de Pérez Varela en un 25%, mientras que sus hijos Jesús Pérez Cidoncha (30%), Iria (15%), Yago (15%) e Ignacio (15%) detentan el resto, aunque el impulsor de la Cidade da Cultura nunca ha renegado de que Chuvieira es suya e incluso llegó a decir en el Parlamento que genera “pingües beneficios”.

Gestión patrimonial

Sin embargo, más desapercibida ha pasado la actividad de la otra empresa del exconselleiro, Inmobiliaria Pazos Galegos SA, que ahora afronta el relevo en su gestión. La compañía tiene como socio único a Chuvieira, y sus administradores solidarios eran hasta ahora tanto Pérez Varela como su mujer, María Luisa Cidoncha. Domiciliada en la compostelana calle de Montero Ríos, la inmobiliaria fue constituida en el 2001 y tiene como objeto social la promoción, construcción, venta y arrendamiento de todo tipo de edificaciones, viviendas, locales y apartamentos, bien por cuenta propia o a través de terceros, así como la promoción de terrenos.

Inmobiliaria Pazos Galegos no dejaría de ser una modesta empresa si no fuera por el volumen de activos financieros que maneja, es decir, los recursos invertidos que declara. La firma obtuvo unos beneficios de 30.832 euros en 2010, último año en que presentó las cuentas en el Registro Mercantil, frente a unas pérdidas de 8.700 euros en el ejercicio precedente. El patrimonio de la sociedad supera los 163.000 euros. Inmobiliaria Pazos Galegos suma a sus deudas con entidades de crédito, que son de 43.000 euros, uno total de 61.400 euros contratados en derivados, que figuran como pasivos financieros a corto plazo. En total, algo más de 104.000 euros.

Búsqueda de patrocinios


Chuvieira, constituida en 2005, tiene una actividad más relevante. Su objeto social es la organización, ejecución y desarrollo de eventos relacionados con el mundo del ocio, especialmente culturales y deportivos. También se decida a la búsqueda de patrocinadores, públicos y privados, para dichos eventos. La empresa, cuyas cuentas están firmadas como administradora por la mujer de Pérez Varela, declara un patrimonio de 293.000 euros.

El beneficio de la empresa de espectáculos cayó prácticamente a la mitad en un año, pasando de los 23.662 euros en 2010 a los 12.318 euros un año después. Pero son otra vez los recursos que maneja lo que más destaca de su balance. Suma activos financieros por importe de otros 98.800 euros a unas deudas con entidades de crédito de 150.000 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad