Pérez Rumbao despide la crisis del automóvil y duplica beneficios

stop

El conglomerado de concesionarios, gasolineras y talleres logran un beneficio conjunto de 5 millones

Emilio Pérez recibe un galardón de manos de Feijóo a su trayectoria empresarial | EFE

Ourense, 04 de enero de 2015 (17:36 CET)

Reactivado por el Plan Pive, el sector de la automoción recuperó parte de la salud perdida en 2014, en el que se registró el mayor incremento en las ventas de coches en España de los últimos 15 años. En Galicia las ventas crecieron un 15,3%, manteniendo la leve mejoría que marcó también el año anterior, con un ligero incremento de las transacciones. Pero los años anteriores fueron duros y de ello pueden dar cuenta empresas tan populares como Autos Lobelle.

La que parece decir adiós a los malos tiempos con buena salud es la histórica Pérez Rumbao, un negocio de concesionarios, talleres, servicios y gasolineras, que tienen como germen la labor del empresario ourensano Emilio Pérez Nieto. La empresa de cabecera de una 30 de sociedades, Pérez Rumbao SA, cerró 2013 con 5 millones en beneficios, casi el doble de lo que ganó en 2012, cuando se quedó en lo 2,7 millones. Es la sociedad que controla empresas tan arraigadas como Apersa, más de 15 concesionarios repartidos por Vigo, Pontevedra, A Coruña, Santiago y Ourense, un negocio de distribución de gas y varios talleres.

Buenos resultados en los concesionarios

Las cuentas salen incluso en el principal negocio, el de los concesionarios. Solo tres sociedades del holding mostraron pérdidas significativas. Betula Cars, un concesionario de automóviles ourensano que arrojó un resultado negativo de 134.000 euros; Algupibe, concesionario de Vigo, que cerró con pérdidas de 126.000 euros; e Ibertruck, sociedad dedicada a la venta de vehículos industriales con sede en Lisboa y participada por Pérez Rumbao SA con el 70% del capital. El concesionario luso presentó un resultado negativo de 214.000 euros.

Pero son excepciones, ya que la mayoría de las sociedades dejan beneficios en los bolsillos de la matriz. Así, la ourensana Automóviles Pérez Rumbao fue una de las que mejor comportamiento mostró, al lograr ganancias de 470.000 euros. Al igual que la empresa viguesa de vehículos industriales Inturasa, con beneficios de 470.000.

Pero el mejor resultado del ejercicio lo marcó un concesionario de A Coruña. José María Arrojo Aldegunde S.A., ubicado en la coruñesa avenida de As Mariñas y dedicado a la comercialización de productos de la marca Audi, que logró unos beneficios de 923.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad