Pérez Canal parte como favorito en las elecciones más reñidas de la patronal

stop

La reforma de los estatutos para incluir la moción de censura será, previsiblemente, rechazada para favorecer la gobernabilidad ante la división de apoyos

Pérez Canal y Antonio Diéter

en A Coruña, 15 de enero de 2016 (03:00 CET)

José Manuel Pérez Canal es el favorito. Antonio Dieter Moure es un aspirante con posibilidades.

El gerente de Aceites Abril está apoyado por la dirección de la Confederación de Empresiarios de Ourense, por la de Lugo y por la de Pontevedra, y aún así no las tendrá todas consigo.

El presidente de la asociación de empresas de formación ourensanas arañará votos en Ourense y en las sectoriales de Pontevedra, y cuenta con el respaldo silencioso de Antonio Fontenla en A Coruña, que ha dado libertad de voto para los asociados, pero sólo de puertas afuera.

Aunque parece que Pérez Canal parte con cierta ventaja, el voto oculto puede deparar sorpresas. Una buena parte de las sectoriales no han delegado votos, lo que hace crecer la incertidumbre. El presidente de los empresarios ourensanos tenía el miércoles amarrados sobre 70 votos. Serán bastantes más si todos los que se comprometieron a apoyarlo, finalmente, lo hacen. Pero al no producirse la delegación, nada es seguro. En el otro lado ocurre lo mismo.

Todo parece indicar que los 208 vocales estarán divididos en unas elecciones de lo más reñidas. En las últimas, Antonio Fontenla no llegó a presentarse al constatar que no tenía apoyos suficientes y que José Manuel Fernández Alvariño sería claro ganador. En las actuales, todo está en el aire.

Sin moción de censura, por ahora

Antes de la votación para elegir al nuevo presidente de los empresarios, la asamblea de la CEG deberá votar la reforma de los estatutos que planteó el comité ejecutivo, una vez que Fernández Alvariño había salido ya fuera de escena. Prevé la incorporación de la figura de la moción de censura, que podría plantearse con el 33% de los votos, aunque necesitaría la mayoría para salir adelante y revocar al presidente. 

Todo hace indicar que esta reforma no se aprobará. A Pérez Canal y a sus apoyos no les conviene votar a favor, ya que otorgarían una poderosa arma de inestabilidad a, por ejemplo, A Coruña. La provincial tiene 40 votos, por lo que le bastaría sumar el apoyo de algunas sectoriales para obligar al candidato a enfrentarse a una moción de censura en caso de ser elegido presidente.

A Antonio Diéter le ocurriría algo parecido, por ejemplo, en una alianza entre Ourense y Lugo o Pontevedra. Por ello, nadie espera que la moción salga adelante por ahora. Lo lógico sería que se aprobara más tarde, pero exigiendo un porcentaje mayor al 33% de los apoyos para plantearla.

La gobernabilidad

Los empresarios, grandes defensores de la estabilidad, llegan a sus elecciones divididos y con dudas sobre la gobernabilidad de la Confederación de Empresarios de Galicia una vez elegido el presidente. Los dos candidatos han dicho que facilitarán el gobierno del otro en caso de no ser elegidos y así lo quieren muchos, pues la imagen de la patronal no soportaría otro mandato convulso como el que sufrió Fernández Alvariño.

Antonio Dieter cuenta con un handicap en este sentido. Si resulta vencedor, convivirá en el comité ejecutivo de la CEG y en la junta directiva con su rival, Pérez Canal, así como con Jaime Luis López Vázquez, secretario de los empresarios lucenses, y con Jorge Cebreiros, presidente de los empresarios de Pontevedra, que ha mantenido un escrupuloso silencio durante el proceso, pero que se espera que apoye a Canal. Todos los presidentes provinciales son vicepresidentes de la CEG y, por tanto, forman parte del comité ejecutivo.

[Las propuestas de José Manuel Pérez Canal]

[Las propuestas de Antonio Diéter Moure]
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad