Pérez Canal dispara primero: acusa a Dieter de "desleal" y "conflictivo"

stop

El candidato a presidir la patronal afirma que pedirá el voto a Fontenla: "No me imagino votando a alguien que aparezca por A Coruña si se presentase él"

José Manuel Pérez Canal

en A Coruña, 09 de enero de 2016 (01:31 CET)

José Manuel Pérez Canal ha trabajado mucho para ganarse apoyos en su carrera hacia la presidencia de la patronal, pero el  empresariado vive hoy con incertidumbre unas elecciones aparentemente parejas. Hasta última hora, le dijeron que se lo pensara bien. Muchos se negaron a ofrecerle un respaldo público --como hizo la patronal de Lugo con el otro candidato, Antonio Dieter Moure-- al percibir una división de los empresarios y con todo lo que ha llovido durante el mandato de Alvariño.

"Yo confío en que se supere este escenario y caminemos hacia una renovación donde haya una apuesta por una CEG unida", dice Pérez Canal, que no se cree que Fontenla y los votos de A Coruña vayan a parar a su rival. "Yo le voy a pedir el voto a los empresarios de A Coruña. A mi Fontenla me dijo que me apoyaba, delante de otro líder provincial (...) No me imagino votando a un señor que aparezca por A Coruña, si se presenta el señor Fontenla", razona.

La "deslealtad" de Dieter Moure

Este es el meollo de la cuestión. El presidente de los empresarios coruñeses, si no cambia de opinión a última hora, apoyará al presidente de la Asociación de Empresas de Formación de Ourense, Antonio Dieter Moure, equlibrando las fuerzas entre los dos candidatos.

Otra vez Dieter Moure, debe pensar Pérez Canal. Empresario y director de un colegio de Formación Profesional, lideró la oposición en la Confederación de Ourense desde el principio, cuando apoyó la candidatura oficialisa de Flora Castro frente a la del CEO de Aceites Abril, entonces un neófito en el área institucional.



Pérez Canal dice ahora que Dieter hizo una "oposición destructiva", sin mostrar "mucho respeto", lo considera "desleal" y "conflictivo", y que falta al código ético que impulsó para la patronal ourensana al presentarse contra el candidato que apoya la confederación provincial.

Todo eso se lo dijo a su rival en la asamblea de la patronal ourensana el pasado lunes y se armó una bronca de cuidado. El candidato sólo reconoce "tensiones", mientras se pregunta por el papel de Antonio Dieter, "que puede representar a 20 o 30 asociados", y lamenta que se venda como algo nuevo "cuando lleva 30 años en las intituciones". "Es difícil que se pueda vender lo viejo como nuevo", pero, "nadie en su sano juicio se presenta en esta situación si no tiene apoyos ocultos, si no tiene acuerdos o votos con él", reflexiona.

En la patronal gallega y en la ourensana

Por ahí irán los discursos. Pérez Canal se presentará como un empresario activo, conocedor de la realidad económica de la CEG y de la problemática empresarial, frente a un rival jubilado que "quiere crear división y crispación". Dieter Moure querrá representar la renovación y le reprochará ser corresponsable de la gestión de Fernández Alvariño, de la delicada situación económica de la patronal y de los contratos a empresas del presidente.

"Se aprobaron en su momento por el comité ejecutivo y la junta directiva porque eran las mejores ofertas. Cuando se traen a la junta directiva, han pasado los filtros de los técnicos y se presenta como la mejor opción, normalmente se suelen aprobar. Otra cosa es que la empresa se subcontrataba con otra vinculada al presidente, pero eso apareció después", alega el empresario.

Son las refriegas de una batalla que se alarga en el tiempo. Todo lo demás está muy pensado. Pérez Canal, si llega a la presidencia, mantendrá el cargo en la Confederación de Empresarios de Ourense durante el año que le queda de mandato para hacer "una transición tranquila". Si entonces es presidente de la CEG, no se presentará. Al menos, ese es el plan actual. 

Los ahogos financieros

También hay hoja de ruta para la patronal gallega. De entrada, aprobar las cuentas y arreglar la tesorería. La reducción de costes vendría de la eliminación de servicios externos que puede realizar el personal de la patronal, así como de ajustar salarios y prescindir de asesores. Calcula que de esta manera se pueden ahorrar unos 150.000 euros.

Del mismo modo, pretende refinanciar una deuda hipotecaria de 500.000 euros que se pagan a razón de 80.000 euros el trimestre. "Con una refinanciación a tres o cuatro años se acabaría la diferencia negativa entre ingresos y gastos y no habría ningún problema de viabilidad". Al ritmo actual, esta deuda se amortizaría en año y medio.

La CEG de Pérez Canal

"La nueva Confederación de Empresarios de Galicia debe ser fuerte, para dar valor añadido a las provinciales y a los asociados. Sólo teniendo personal técnico cualificado podremos gestionar proyectos de tipo europeo, transfronterizo o interregionales y, para eso, necesitamos una entidad de nivel regional fuerte. No quiero liquidar la mayoría de la estructura y que quede reducida a una mera representación institucional", asevera el empresario, que matiza que es compatible con que la patronal no sea "presidencialista".

Si llega a la presidencia, llevará un código ético bajo el brazo, como Dieter Moure. Y aspira a mantener la red de oficinas en el exterior (la Pexga) de la misma manera que pactaron Alvariño y el Igape, con agentes externos que son evaluados cada seis meses, lo que otorga a la institución flexibilidad para ampliar las que funcionen y cerrar las que no sin asumir más costes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad